Policiales
Sábado 10 de Junio de 2017

Encerró, torturó y quemó a su ex pareja en barrio Roque Sáenz Peña

Ayer las 17, efectivos de Orden Público y Cuerpos, rescataron a una mujer que había sido quemada con agua caliente por su expareja, y estaba encerrada en una vivienda en avenida Mosconi y Lisandro de la Torre

Ayer, a las 17, en un operativo relámpago, uniformados liberaron a una mujer de 33 años que estaba encerrada en una habitación de una casa ubicada en cercanías a la intersección de Avenida Mosconi y Lisandro de la Torre en barrio Roque Sáez Peña en el suroeste de la ciudad.

Efectivos femeninas se encargaron de contener a la víctima rescatada. Simultáneamente, arrestaron a un hombre de 39 años, identificado como J. O., al que la mujer a los gritos ante los policías dijo que la había quemado con agua caliente, golpeado, maltratado y encerrado y en el rostro de su agresor profería: "Mirá lo que me hiciste", ante la atenta mirada del vecindario.



El pedido de auxilio al 911
Antes de las 17, una mujer llamó al 911, y denunció que había recibido un llamado desesperado de su hermana en el que le decía que su expareja la había golpeado y quemado con agua caliente de una pava en varias partes del cuerpo.
Inmediatamente llegaron hasta la vivienda donde ocurría el hecho denunciado varios vigilantes que fueron atendidos por un hombre que trató de explicarles que allí no había ninguna situación anormal.

Pero, la mujer encerrada en una pieza de la vivienda empezó a gritar y a pedir auxilio, en consecuencia arrestaron en la vereda al hombre que había atendido a los policías, a pesar de la férrea resistencia que opuso. Luego mujeres y hombres de la ley ingresaron y rescataron a la víctima que estaba bajo llave en una habitación.
Cuando la mujer salió de su casa, exhibió ante los agentes las marcas de las quemaduras en su cuerpo. Los residentes del barrio Santa Lucía se convirtieron en testigos de conmocionante suceso.


Seguirá preso
Informaron la novedad a la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Yanina Tolosa, que ordenó que la mujer recibiera curaciones –no corre riesgo de muerte– y luego fuera trasladada a la Comisaría de la Mujer –oficina de delitos contra la integridad sexual–, y que el agresor quede preso por "privación ilegítima de la libertad, lesiones agravadas por violencia de género Ley Nº 26.485".