Policiales
Sábado 20 de Agosto de 2016

Entradera en Mariano Comas: le vuelven a robar a dos abuelos

Fue en Cándido Pujato al 3100. Eran dos los delincuentes. Al irse golpearon a la hija del matrimonio. En 2013, les pasó algo similar

El delito en el barrio Mariano Comas no cesa desde hace un buen tiempo y eso lo tiene claro una pareja de abuelos que reside en una vivienda de Cándido Pujato al 3100, a metros de calle Francia. Es que durante la tarde de este sábado, volvieron a sufrir una entradera por parte de dos delincuentes que golpearon a su hija, se llevaron dinero y celulares para luego escapar del lugar. El caso fue denunciado pero hasta el momento no hay detenidos por el hecho.


En plena siesta
El suceso se dio a las 16 del sábado. Los dos abuelos ingresaban a su propiedad con su automóvil cuando, en cuestión de segundos, fueron abordados por dos rufianes que irrumpieron en la puerta del domicilio y comenzaron a presionarlos y a exigirles la entrega de dinero y joyas.

Unos minutos después, la hija del matrimonio –Adriana– pasó por el lugar y observó que la puerta de ingreso al domicilio se encontraba entreabierta. Esta evidencia causó sospecha en la mujer, por lo que decidió ingresar a la casa de sus padres para ver si todo "se encontraba con normalidad".

En consecuencia, cuando buscó entrar a la vivienda también fue sorprendida por los delincuentes, los cuales la golpearon en la zona del fémur izquierdo por lo que la mujer terminó en el suelo, mientras que los ladrones se escaparon del lugar sin poder ser detenidos.

Embed


Posteriormente la hija de los dueños de casa alertó a la policía y fueron los agentes de la Comisaría 1ª quienes se dirigieron al lugar. Por su parte, los pesquisas de la Policía Científica se trasladaron hacia la vivienda y realizaron los peritajes correspondientes.

De la casa, los delincuentes se llevaron dinero en efectivo que tenía la pareja de ancianos y además sustrajeron dos teléfonos celulares.


Por segunda vez
El robo sufrido este sábado por la pareja de abuelos no fue el primero –en la modalidad de entradera– que les tocó vivir. En enero de 2013, el propietario de la vivienda sacó la basura en horas de la noche y en ese momento tres malvivientes ingresaron a su vivienda. Dentro de la misma maniataron al abuelo con sábanas mientras que a su esposa la hicieron caer. Seguidamente, sustrajeron una notebook, dinero, joyas y se marcharon por la puerta de ingreso.

A raíz de aquella entradera sufrida en el domicilio de Cándido Pujato, un móvil de Canal 13 de Santa Fe que realizaba una cobertura en el domicilio –reflejando la cantidad de ilícitos que vivía periódicamente el barrio– sufrió un robo en vivo y en directo. Todo surgió mientras salían en vivo en el noticiero central del mediodía y un vecino del lugar les avisó que dos jóvenes forcejearon la puerta del vehículo –en el cual se movilizaban– y sustrajeron una caja con herramientas.