Policiales
Jueves 09 de Febrero de 2017

Estaba evadido, mató en Cayastá y ahora deberá volver a su celda

El sábado lo detuvieron por el asesinato de un hombre en un minimercado. Estaba prófugo del penal de Las Flores desde 2016.

Unos minutos antes de las 21 del viernes, Héctor "Gato" Vargas (30), ingresó al minimercardo "El Amanecer" de la comuna de Cayastá. Fue hasta a la carnicería, pidió unos cortes y le comentó al carnicero que había unos muchachos afuera con los que había tenido un problema unos diez días atrás. Con la carne en la mano, caminó unos metros hasta la caja. Antes de sacar unos billetes del bolsillo y pagar, irrumpió un hombre en el establecimiento. Se trataba de "Carlitos" Loseco, quien a punta de pistola corrió a Vargas y a sangre fría lo ejecutó entre las góndolas de cuatro disparos.
Consumado el cruento episodio, "Carlitos" –quien fue visto por al menos seis personas– huyó del lugar y al grito de "ustedes no vieron nada" amenazó a los presentes. Un día después, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y de la Comisaría 5ª lo detuvieron en el patio de un vecino lavando ropa a mano.
Así, de esa manera, se dio el homicidio que conmovió al barrio Sur de la comuna de Cayastá el pasado viernes 3 de febrero y por el cual este miércoles, el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg, ordenó que el imputado vuelva a la prisión, donde meses atrás purgaba una condena y en una salida transitoria nunca había regresado a la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Las Flores.

La escena y sus hechos
La solicitud para que "Carlitos" vuelva a la cárcel estuvo a cargo del fiscal de homicidios, Jorge Nessier. El funcionario judicial le atribuyó el delito de "homicidio agravado por el uso de un arma de fuego", ya que la victima murió a raíz de cuatro impactos de bala, que se presumen fueron de una pistola 9 milímetros. Los mismos impactaron tres en la zona abdominal y uno en la región dorsal a la altura del omóplato derecho.

Agregado a ese hecho, el fiscal también le adjudicó al reo de 25 años, haber disparado y herido, levemente en su tobillo derecho a Melisa M. (29), una clienta del minimercado que justamente se encontraba a escasos metros de donde fue acribillado "Gato" Vargas.

La pesquisa indicó además, en base a una serie de declaraciones, que el imputado cuando huyó del comercio –ubicado en calle Hernandarias sin numeración– gritó a los presentes: "¡Nadie vio nada!". Esos dichos fueron escuchados por una suboficiala de la policía provincial, que justamente se encontraba en su auto en las afueras del minimercado y que vio cómo "Carlitos" escapaba vestido con una remera de Colón de Santa Fe y un short color negro.

A esa declaración, se sumó el testimonio de una cajera, la cual develó en Fiscalía cómo fue la acción criminal efectuada por Loseco en el hecho. En tanto, también dio su punto de vista el carnicero del local, quien atendió a Vargas en sus últimos minutos de vida.

Por tal razón, el fiscal Nessier indicó al magistrado que "la secuencia fue coincidente entre los testigos".
Embed

Por una pelea en el bar
Si bien la investigación no logró determinar cuál fue el móvil, trascendió en las últimas horas que todo habría sucedido en razón de unos problemas personales entre la víctima y el victimario. Esto había tenido lugar en un bar de la costa de Cayastá y habría desatado un gran revuelo entre dos bandas donde se encontraban por un lado Loseco y por otro, Vargas.
De todas formas, los investigadores no descartan que pueda haber algún otro motivo que llevó a semejante crimen.

Entre condena y la preventiva
En la audiencia desarrollada en la Sala 2 de tribunales, se reiteró nuevamente desde la Fiscalía que el imputado debía estar purgando una pena en la cárcel de Las Flores de la capital provincial pero tras una salida transitoria nunca regresó. Fuentes policiales, confiaron a Diario UNO que Loseco, quien es oriundo de Santa Fe capital, se había radicado en Cayastá ya que allí viven varios familiares de él.

En cuanto a su condena, se pudo develar que el mismo debía culminar la sentencia el 24 de julio del 2020 pero ante la agravante del viernes pasado, su final en la cárcel será incierto.