Policiales
Sábado 06 de Febrero de 2016

Hallan sin vida al joven que cayó al río Carcarañá

El muchacho de 20 años había desaparecido el martes. Su cuerpo fue rescatado por los bomberos a la altura de Oliveros.

El cuerpo sin vida de Esteban Leandro Rodríguez, un muchacho de 20 años que había desaparecido el martes pasado en las torrentosas aguas del río Carcarañá fue rescatado ayer a la tarde por los bomberos de la ciudad homónima, a la altura de la localidad de Oliveros. Trascendió que pese a las advertencias de sus familiares, el joven del barrio Formoseño se arrojó para refrescarse cerca del puente carretero, y se lo llevó la correntada.

El jefe operativo de los bomberos voluntarios de Carcarañá, Miguel Angel León, contó a La Capital que ni bien desapareció, "y sabiendo cómo se comporta un cuerpo que es llevado por la correntada, es que dimos aviso a los cuarteles de Salto Grande y de Oliveros. Fue la policía la que lo vio navegando hacia Timbúes, dio aviso a los bomberos de Oliveros y éstos nos avisaron. Para poder bajar la lancha, tuvimos que ir hasta Puerto Gaboto y allí, río arriba, lo salimos a buscar y lo retiramos del agua en una zona de playa a la altura del barrio privado Solares del Carcarañá".

"En adelante, intervino la Prefectura que determinó la jurisdicción y entonces la policía de Oliveros se hizo cargo del procedimiento, ya con el cuerpo afuera", relató León, quien advirtió que el río "está muy crecido, y la correntada es muy grande. Parece que le advirtieron que no se tirara, pero lo hizo igual, para refrescarse. Se ve que se asustó que lo llevaba la corriente, empezó a pedir auxilio a gritos, alcanzó a salir una o dos veces a flote y desde entonces no salió más el cuerpo".

Inmediatamente, contó, "nos pusimos a buscarlo en la misma zona donde fue visto por última vez, pero más que nada por la familia, que se desesperaba, pero sabiendo que seguramente no estaba allí. Tenemos mucha experiencia y sabemos que un cuerpo sólo puede estar en el mismo lugar donde cayó cuando el agua es quieta, pero en este caso circula a una velocidad de entre 7 y 9 kilómetros por hora, por lo que el cuerpo viaja y sí o sí sale a flote entre las 48 y 72 horas después de desaparecido", explicó el jefe operativo de los bomberos de Carcarañá. Y en ese lapso es justamente que fue encontrado Leandro.