Policiales
Sábado 06 de Agosto de 2016

Homicidio N° 88: asesinaron con un balazo a un joven conocido como "Pokémon"

La víctima fue César Andrés Rondán de 20 años. Falleció en el hospital Cullen minutos antes de las 16. Fue baleado en Bº San Lorenzo.

Esta tarde de sábado, cuando faltaban algunos minutos para las 16, falleció en el shockroom del hospital José María Cullen, César Andrés Rondán, de 20 años, alias "Pokémon", quien fuera herido con un balazo en el tórax en un suceso acontecido en Amenábar y Santiago de Chile en el barrio San Lorenzo algunos minutos después de las 14. La novedad fue informada a la jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y a la dirección de la Policía de Investigaciones (PDI) y a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro, Pablo Busaniche y Jorge Nessier.

El cruento ataque a balazos

Este sábado, minutos después de las 14, se escucharon la detonaciones de varios disparos de arma de fuego en adyacencias de la esquina de Amenábar y Santiago de Chile en el barrio San Lorenzo de la capital santafesina, y un joven de 20 años cayó en plena calle. Un vecino que vive en la zona sacó su auto particular y trasladó al herido hasta el hospital Cullen. La víctima, identificada como César Andrés Rondán de 20 años, fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado delicado, y cuando constataron que tenía un impacto de bala en el tórax decidieron su inmediata operación.

Así fue como lo trasladaron al quirófano central del nosocomio público, pero a pesar del esfuerzo de los profesionales, algunos minutos antes de las 16, falleció.

Asesino, prófugo, identificado y buscado

Los agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT), como los de la Subcomisaría 10°, de la 2" Inspectoría Zonal de la policía capitalina, trabajaron en el lugar en el que fue consumado el ataque a balazos, y aguardaron la llegada de los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) que se hicieron cargo del caso. También trabajaron en el lugar los agentes de la Policía Científica (PC) que ejecutaron los peritajes criminalísticos de rigor: huellas y rastros, planimétrico, fotografía y balística. Del primer tramo de la investigación surgió la presunta identidad del matador, que sería otro joven de la misma populosa barriada, reconocido por los vecinos e intensamente buscado por la Policía.

La novedad fue informada a la jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y a la dirección de la Policía de Investigaciones (PDI) y a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro, Pablo Busaniche y Jorge Nessier.