Policiales
Viernes 03 de Julio de 2015

Imputan por fraude a dos funcionarios y un empleado de Vialidad provincial

Se los acusa usar fondos públicos para pagar 22.510 litros de gasoil que nunca llegaron al organismo. Playeros donde se hicieron las supuestas compras en la mira.

Dos funcionarios y un empleado y delegado sindical de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) Zona 1 Reconquista fueron imputados por fraude a la administración pública y otros delitos, al comprobarse que utilizaron fondos públicos para pagar 22.510 litros de gasoil que nunca llegaron a los campamentos de vialidad. Se espera además que los próximos días también recaiga algún tipo de imputación contra los playeros de la estación de servicio en la que se hicieron las supuestas compras.
Así se resolvió en una audiencia realizada este miércoles en la sede de la Unidad Fiscal Reconquista del Ministerio Público de la Acusación. El caso llegó a manos del fiscal Rubén Martínez a raíz de una denuncia realizada el pasado 6 de abril en la Fiscalía por Javier Ruiz Díaz, también empleado de Vialidad.
“Estamos ante un claro caso de fraude a través de un ardid que consistía en hacer figurar distintas cargas de combustible para Vialidad, pero que nunca llegaron a los campamentos de esa repartición pública”, explicó el fiscal. Y agregó: “Al combustible se le daba otro uso o destino, pero el pago se hacía con el patrimonio de Vialidad”.
Según detalló Martínez, “si bien la denuncia de Ruiz Díaz es por tres vales de combustible por un total de 1.300 litros de gasoil, se realizó una auditoría contable que detectó que entre el 1º de enero de 2013 y el 30 de marzo de 2015, hay una diferencia de 22.510 litros de gasoil, que representan un total de 290.379 pesos”.
Imputaciones
En este marco, el jefe de la Oficina de Combustibles y Lubricantes de la Vialidad Provincial  Zona 1 Reconquista, cuyas iniciales son D. A. S., fue imputado como coautor del delito de fraude a la administración pública; falsificación de documento; falsificación ideológica de documento; uso de documento falso o adulterado, todo en concurso real.
Por su parte, O. S. —jefe de la Zona 1 Reconquista del mismo organismo— fue imputado como coautor del delito de fraude a la administración pública; uso de documento falso o adulterado; e incumplimiento de los deberes de funcionario público, todo en concurso real.
Por último, el empleado y delegado sindical A. J. D. M. fue imputado por encubrimiento de los delitos perpetrados por los funcionarios involucrados en el hecho. El fiscal entendió que conocía las maniobras que se estaban realizando y ayudó a asegurar el producto o provecho del delito. Además, se lo imputó por coacciones contra el padre del empleado de Vialidad que hizo la denuncia.

Comprobado
 “Hicimos una cantidad extraordinaria de pruebas. Tenemos 30 testimoniales; allanamos las oficinas de Vialidad; intervenimos los teléfonos durante 60 días; hicimos periciales documentológicas por las firmas; secuestramos imágenes de las cámaras de seguridad de las estaciones de servicio”, enumeró el fiscal al ofrecer detalles de la extensa investigación.
“Además —recordó—, contamos con la colaboración del administrador general, que puso a nuestra disposición al auditor de Vialidad, quien nos hizo llegar las auditorías que nos permitieron avanzar más rápidamente”.
El fiscal también dijo que “ante el conocimiento de que su maniobra había sido descubierta, el imputado D. A. S. compró 1.300 litros de gasoil (la misma cantidad que la indicada en tres vales adulterados en marzo de este año) con dinero propio y los envió a los campamentos sin que éstos lo hubiera siquiera requerido. Pero además —siguió Martínez—, por el cargo que tenía en Vialidad, D. A. S. era quien realizaba los concursos de precios para la compra de combustible, y desde el año 2006 estos concursos eran ganados siempre por la misma empresa. Por su parte, O. S. era el jefe de Zona de Reconquista, y como tal era quien autorizaba los pagos de las facturas por consumo de combustibles y firmaba los cheques”.
Martínez también se refirió a la participación de otras personas. “Toda esta maniobra no pudo haberse realizado si no se contaba con la participación delictiva del personal de la estación de servicio. Por eso estamos investigando a los playeros que emitieron el ticket respectivo y, seguramente, en los próximos días haremos las imputaciones correspondientes”, adelantó Martínez.