Policiales
Viernes 28 de Julio de 2017

Imputaron al "inversionista" que compró artículos del hogar con cheques robados

Fue esta mañana en tribunales. Investigan dónde fueron depositados los elementos adquiridos a principio de mes luego de abonar la compra a una firma de Santa Fe con cheques sin fondos de sucursales de bancos de Misiones y Entre Ríos.

Tiene 22 años y se autodefinió como un "inversionista". El jueves lo detuvieron en el corazón del centro santafesino por intentar efectuar una operación con cheques que habían sido denunciados por robo. Esta mañana lo imputaron en tribunales y el domingo se definirá si queda en prisión o transita el proceso en libertad.

Se trata de Franco Iván G., quien esta mañana fue llevado a la Sala 3 para que la fiscal Gabriela Arri le atribuya el delito de "estafa" luego de haber efectuado una abultada compra de electrodomésticos y elementos para el hogar a principios de julio.

El caso salió a la luz luego de que ayer efectivos policiales de la Comisaría 1ª lo aprehendieran en San Martín al 2400 cuando intentaba efectuar una nueva compra, la que terminó siendo frustrada luego de que el encargado de la firma denuncie que el sujeto quiso pagar con un cheque sin fondos.

"Soy inversionista"

Si bien el imputado no declaró ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), lo único que expresó en la audiencia fue que su ocupación era ser inversionista. Seguidamente no prestó declaración sobre los hechos por los que lo acusó Arri.

La funcionaria le atribuyó la autoría de haber efectuado una compra el 7 de julio en una casa de artículos para el hogar de renombre en la ciudad. En este sentido, la funcionaria indicó que aquella jornada compró en total: cocina, heladera, lavarropas, paclar, microodas, un juego de ocho sillas, un smart TV, una mesa, un Play Station –con tres juegos–, una notebook, una impresora con un mouse y una bicicleta.

Para la fiscal, el ardid empleado por Franco Iván G. fue haber abonado esa compra por $125.000 con dos cheques, uno de la sucursal del Banco Macro de Posadas (Misiones) y otro del Banco Credicoop de Concepción del Uruguay. Dichos cheques fueron denunciados como robados.


A su vez, el muchacho intentó, el pasado miércoles, efectuar una compra –y a su vez refinanciar la deuda que tenía– en la misma firma donde realizó la operación del 7 de julio. El gerente advirtió que era la misma persona que entregó como forma de pago los cheques anteriores y denunció la situación a la Comisaría 1ª. Minutos después, terminó siendo detenido por agentes de esa seccional.

Tras su detención, el caso fue abordado por el fiscal del Ministerio Público, Sergio Alvira, quien solicitó al Colegio de Jueces una orden de allanamiento para dos domicilios. Uno en Santo Tomé y otro en la ciudad de Santa Fe, con el fin de encontrar los elementos pero dichas inspecciones dieron resultados negativos.

Una oficina portuaria

Fuentes vinculadas al caso, indicaron a UNO Santa Fe que el imputado efectuó la compra de los artículos ya que manifestó que iban a ser colocados en una supuesta oficina del Puerto Amarras en la zona portuaria de Santa Fe.

Por estas horas, la pesquisa intenta determinar dónde fueron colocados los elementos que fueron comprados por el sujeto, el cual será llevado a audiencia de prisión preventiva el próximo domingo a tribunales.