Policiales
Lunes 05 de Septiembre de 2016

Imputaron a los detenidos por falsificar documentos públicos

El fiscal anticipó que pedirá la prisión preventiva. La banda no solo adulteraba carnés de conducir sino que aparecieron más elementos

Tras haber sido detenidos el jueves pasado en una serie de allanamientos efectuados por la Policía de Investigación, los seis hombres acusados de formar una banda que se dedicaba a falsificar documentos públicos en Santo Tomé fueron imputados a primera hora de este lunes en los tribunales santafesinos.

La imputación estuvo a cargo del fiscal del caso, Omar De Pedro, quien les atribuyó el delito de "falsificación de instrumentos públicos en concurso real y asociación ilícita" a Ramiro G. (52), Oscar C. (65), Luciano P. (41), Alejandro C. (45), Jorge Alberto L. (53) y Juan Pablo L. (32). Estos últimos dos, son padre e hijo.

En la audiencia celebrada en la Sala 1 del subsuelo, ninguno de los imputados quiso declarar ante el juez de Primera Instancia, Jorge Patrizi. No obstante ello, el fiscal De Pedro solicitó un plazo extendido para la audiencia de prisión preventiva -ante la complejidad de la misma-, la cual se llevará a cabo el próximo jueves.
Embed


No solo carnés

En torno a la investigación, durante el fin de semana los pesquisas de la PDI e investigadores de la Fiscalía, detectaron que los falsificadores no solo adulteraban licencias de conducir y libretas sanitarias –tal como se había indicado apenas fue desbarataba la banda– sino que se hallaron más elementos: Revisiones Técnicas Vehiculares; carnés para el Pami, Certificados de Importación, Certificados de Secundario completo y hasta títulos de películas. Dicha falsificación, se realizaba en el programa de edición de imagen Corel Draw. Por su parte, el fiscal De Pedro anticipó que en cuanto a los sellos secuestrados se deberá establecer si fueron sustraídos de la Municipalidad de Santo Tomé o si fueron fabricados por los mismos imputados, ya que estos contaban con la tecnológica para falsear los documentos. Vale recordar que los montos que se solicitaban eran de $2.200 para las licencias y $250 para las libretas sanitarias.

En este sentido, el funcionario del MPA aclaró que por el momento se pudo determinar que la banda venía operando desde hacía un año. De igual manera sostuvo: "Nosotros atribuimos al menos un año atrás, pero yo entiendo que fue bastante antes".

Ante los peritajes establecidos durante el fin de semana, se determinó que la mayor cantidad de licencias de conducir eran para conductores de empresas de transporte de pasajeros; por lo cual, se intentará determinar si hubo alguna empresa que se encuentra involucrada en el hecho.

En tanto, un dato que llamó la atención es la aparición de una importante cantidad de libretas de sanidad. "Nos preocupa porque no solo tiene que ver con la gente que maneja en el transporte público sino también con cuestiones de higiene, salubridad y demás", destacó De Pedro. Por último, resaltó que los acusados realizaban su operación "en al menos tres lugares públicos, dos de Santo Tomé y uno de Santa Fe, donde citaban a la gente".

Desbarate

La banda fue desarticulada el jueves de la semana pasada, cuando luego de dos meses de investigar, los pesquisas de la PDI dieron con los seis imputados como los integrantes de la presunta asociación ilícita. Por tal motivo, se allanaron cinco domicilios, donde fueron secuestrada una gran cantidad de elementos que evidenciaron la actividad falsificadora de la banda.