Policiales
Lunes 23 de Mayo de 2016

Ingresó al hospital y lo detuvieron

Un hombre que en la jornada del sábado a la tarde ingresó baleado al hospital Sáenz Peña, de la ciudad de Rosario, quedó detenido bajo la sospecha de haber participado en el crimen de Sebastián Mestre, el comerciante de 35 años asesinado de un balazo en la cabeza unas horas antes en un aparente intento de asalto a una distribuidora de golosinas del barrio Bella Vista de aquella ciudad. 
En el suceso también resultó herido el padre de Mestre, el cual permanece internado en el hospital Clemente Álvarez. Los investigadores judiciales señalaron que los rasgos físicos del joven apresado coincidirían con la descripción aportada por testigos del cruento suceso. Sin embargo, el joven detenido, identificado como Diego Lucas S. –de entre 18 y 20 años– negó su vinculación con el homicidio y señaló que fue baleado en una pierna cuando quisieron robarle la moto por un lugar que no trascendió. 
“El sospechoso tiene antecedentes por robo, pero hay que chequear si hubo un llamado de la hermana (de Diego S.) al 911 denunciando el robo” (del rodado), indicó un vocero de la Fiscalía de Homicidios. El portavoz consultado por el diario La Capital también consignó que el fiscal Florentino Malaponte, a cargo de la investigación, considera la vinculación de un extrabajador de la firma con el hecho. “Dos semanas atrás, los dueños de la firma despidieron a un empleado porque lo sorprendieron robando y tenía que pasar a cobrar la indemnización. Anoche (por el sábado) se allanó su casa, pero no lo localizaron. Tampoco se encontraron evidencias que lo incriminen”, explicó la fuente judicial.