Policiales
Martes 08 de Agosto de 2017

La autopsia a Anahí Benítez demostró por qué no pudo defenderse

Se conoció el informe sobre el cuerpo de la chica de 16 años que apareció asesinada en una reserva natural de Lomas de Zamora.

Un nuevo informe sobre el cuerpo de Anahí Benítez permitió establecer a los investigadores que la adolescente fue golpeada por sorpresa antes de ser asesinada por asfixia en la localidad bonaerense de Llavallol.

Luego de estudios pormenorizados a la chica, que al momento de ser hallada estaba desnuda, confirmaron que su cuerpo presenta un corte en el pómulo derecho de por los menos un centímetro de profundidad, otro en el párpado y un golpe con hematoma en la frente.
El impacto en la cabeza la habría dejado desvanecida y por eso, al momento de ser asfixiada con algún objeto, no opuso resistencia ni hubo intentos de defensa porque permanecía inconsciente.

Por otra parte, la policía halló rastros de sangre que serán sometidos a pericias en el interior de la casa de Marcos Bazán, el segundo detenido en torno al asesinato de la adolescente.

Según la fiscal especialista en Violencia de Género de Lomas de Zamora Verónica Pérez, en la casa de Bazán, un hombre de 34 años que reside al lado de la estación Santa Catalina del ferrocarril Roca, línea Haedo-Temperley, se encontró "arroz, como el que había comido Anahí, manchas hemáticas, una pala y un celular".
Pérez reveló que a la casa de Bazán se llegó gracias al rastro que marcó un perro que aportó la Municipalidad de Escobar para contribuir a la investigación.

En ese sentido, indicó que la forma en la que el perro marcó el rastro en la casa de Bazán "fue muy contundente", y ese mismo lugar había sido mencionado por la adolescente en las anotaciones que hacía en un cuaderno.

Bazán tiene antecedentes penales por drogas, una de ellas del 5 de marzo de 2003, la cual ya prescribió, y otra el 20 de diciembre de 2013, ambas por infracción a la Ley 23.737 de drogas y ante el Juzgado Federal número 1 de Bahía Blanca.

Pérez confirmó que la chica murió por "asfixia por sofocación" y que no hay signos de que haya sido abusada, mientras que los indicios señalan que fue retenida antes de la muerte al menos cuatro días en cautiverio.