Policiales
Lunes 09 de Octubre de 2017

La Corte Suprema revisará la causa Ecos que estaba prescripta

En el accidente vial murieron nueve adolescentes, una docente, el conductor del camión que chocó el colectivo.

A 11 años de la tragedia del colegio Ecos, la Corte Suprema de Justicia reclamó para su análisis la causa por la muerte de nueve adolescentes y una docente que viajaban por una tarea solidaria, y que fue declarada prescripta por los tribunales de Santa Fe.

Con la revisión de la causa, los familiares de las víctimas reflotan sus esperanzas de que la Justicia pueda condenar e inhabilitar a uno de los responsables del siniestro (los otros dos murieron en el episodio) y exigir explicaciones a los magistrados que tuvieron la causa en sus manos y la dejaron prescribir.


El único acusado de la causa que queda vivo es Oscar Atamañuk, el chofer que manejaba el colectivo. Los otros dos eran el conductor del camión que impactó contra el ómnibus y su acompañante.

Los familiares de las víctimas consideran que los peritajes demostraron que el conductor del colectivo no respondió con profesionalismo en el momento del accidente y que pudo haber evitado la tragedia. Además, sostienen que viajaba a más velocidad que la permitida.

La demanda contra Atamañuk buscaba una pena de 3 años de prisión en suspenso, el máximo previsto por los cargos que se le imputaban. Además, solicitaba además la inhibición permanente para conducir vehículos. Pero el chofer fue absuelto por la justicia de los cargos de "homicidio y lesiones culposas múltiples", y mantuvo su licencia de conducir.

El accidente

Este 8 de octubre se cumplieron11 años de la tragedia vial donde 12 personas, en su mayoría adolescentes, perdieron la vida. Nueve años del accidente donde un camión impactó a la altura de Margarita contra el colectivo que transportaba a alumnos y docentes del Colegio Ecos que regresaban de Chaco luego de una actividad solidaria en una escuelita rural. Nueve años de una causa judicial que se inició y prescribió el año pasado y una ruta que no mejoró y sigue siendo muy peligrosa.

En 2006 al regreso de un viaje a la escuelita de El Paraisal, el micro en el que viajaba la delegación de alumnos, ex alumnos, profesores y directivos de Ecos —un colegio de Capital Federal— tuvo un brutal choque: fue embestido por un camión cuyo conductor estaba ebrio. El trágico saldo fue de nueve alumnos fallecidos: Benjamín, Delfina, Federico, Justine, Lucas, Julieta G, Daniela, Nicolás, Julieta P y una docente llamada Mariana. También murieron el conductor del camión y su acompañante. Y hubo casi 40 heridos.