Policiales
Sábado 29 de Julio de 2017

Liberaron al hijastro de Pablo Cejas y próximamente firmará un juicio abreviado

La orden fue dictada por el juez, Octavio Silva, tras un acuerdo entre la fiscal María Laura Martí y el abogado defensor del joven, Lisandro Aguirre. El magistrado determinó además que el muchacho trate sus adicciones en un centro de rehabilitación.

Se fue en libertad y quedará bajo la guarda de su madre en Guadalupe Oeste. Tendrá que respetar una serie de medidas, como no acercarse a sus victimas y además deberá someterse a un tratamiento de rehabilitación contra las drogas. Con esas medidas, Lucas Scarfone, el hijastro de Pablo Cejas -el suboficial ultimado a balazos el pasado 17 de julio en barrio Yapeyú- evitó ir a la cárcel de manera preventiva.

La resolución que fue dictada esta mañana, en la Sala I de Tribunales, estuvo a cargo del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva, quien luego de un acuerdo llevado a cabo entre el defensor del joven de 21 años, Lisandro Aguirre -defensa pública- y la fiscal, María Laura Martí, dispuso la libertad para Scarfone y Lucas Irrazabal. Ambos fueron detenidos el pasado martes en Pasaje Carranza al 9500, luego de haber tenido en su poder dos bombas molotov y haber causado amenazas contra los ocupantes de una vivienda.

En la audiencia se develó además que Scarfone firmará, en los próximos días, un juicio abreviado por una pena de tres años en suspenso. Dicho acuerdo ya fue presentado en Fiscalía y es por el delito de: amenazas.

• LEER MÁS: Imputaron al hijastro del policía asesinado Pablo Cejas


En cuanto a la causa que pesa sobre el joven, sobre tenencia de explosivos, la fiscal Martí remitió el expediente -por una cuestión de competencia- a la Fiscalía Federal de Santa Fe ya que se trata de un delito penado en el fuero federal.

A su vez, deberá rendirle cuentas a la justicia provincial en otra causa que lo tiene involucrado a un robo calificado del año 2015. Es que en octubre de ese año, logró -por primera vez- esquivar la prisión con otra medida alternativa.

Los hechos que refuerzan una hipótesis

Aunque la causa de Scarfone no tiene ningún vinculo directo con el asesinato de Cejas ocurrido en Neuquén al 6400, la detención del joven hizo que se refuerce la teoría de que el crimen del suboficial -que prestaba servicios en el Departamento de Operaciones de la UR I- fue a raíz de un presunto "conflicto interpersonal" que involucró a ciertas personas vinculadas al entorno de su hijastro.

Un punto que es clave, según algunas lineas investigativas, es el asesinato de Maximiliano "Bahiano" Gómez, ocurrido en Chubút y Reynares del barrio Santa Marta, cuando en junio de este año fue emboscado y ejecutado. Después de veinte días, el 4 de julio, el "Bahiano" murió en el hospital José María Cullen.

• LEER MÁS: Crimen de Pablo Cejas: una línea investigativa apunta a conocidos del hijastro


Si bien ese suceso -investigado por el fiscal Andres Marchi- por ahora no tiene ningún vinculo con la ejecución de Cejas, es un dato que sumó a la pesquisa sobre el crimen del suboficial. Es decir, que posiblemente podría haber motivado a que el agente sepa quien -o quienes- estaban detrás del asesinato del "Bahiano".

Sobre ese punto, fue la misma Nancy Scarfone, quien sostuvo a UNO Santa Fe que no descartaba que ello habría generado el desenlace por el cual su pareja terminó siendo asesinado en un descampado de Yapeyú.

• LEER MÁS: Se filtró un audio clave en torno al crimen del policía Pablo Cejas


En tanto, el audio que circuló donde se escucha a Cejas decirle a Scarfone que tenía a uno de los que molestaban a su hijo reforzó aún más la teoría de ese "conflicto interpersonal" que tuvo tanto el hijastro del suboficial como el mismo Cejas.

A esa trama, hay que sumarle el último dato que se reveló en la audiencia imputativa de Lucas Scarfone el pasado jueves en tribunales. Es que de las cuatro imputaciones que le atribuyó la fiscal Martí, una de ellas era por haber baleado -junto a su padrastro- una vivienda de José Doldán al 5800, la cual recibió cuatro impactos de bala calibre 9 milímetros.