Policiales
Miércoles 01 de Julio de 2015

Llaman a indagar a Ariel Cantero como jefe de la banda de Los Monos

La jueza de Instrucción Alejandra Rodenas lo convoca como líder y no simple miembro. La fiscalía había pedido agravar la imputación al padre del "Pájaro" y "Guille".

Un mes después de ser detenido en un carro tirado por un caballo Ariel Máximo Cantero será sometido a una nueva indagatoria, esta vez como jefe de la banda de Los Monos y no ya como un simple integrante. La acusación será formulada por la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas a pedido de la fiscalía, que solicitó agravar la acusación que pesa sobre el mayor del clan.
La medida se realizará este viernes, cuando Cantero será trasladado desde su celda en la cárcel de Coronda a los Tribunales de Rosario para responder como quien impartía las órdenes en la organización con base en la zona sur.
Organizador. Rodenas hizo lugar a un pedido de los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Carlos Covani, quienes la semana pasada habían solicitado que "El Ariel" o "El Viejo", como le dicen a Cantero padre, ampliara su declaración como jefe u organizador de la banda, delito que prevé una pena mínima de 5 años.
Hasta ahora está bajo proceso como simple miembro de una asociación ilícita, con un mínimo de 3 años, y sigue detenido luego de permanecer dos años prófugo de la Justicia. La decisión fue notificada ayer a los defensores Carlos Varela, Fausto Yrure y Adrián Martínez.
Decreto. Sin entrar en fundamentaciones, la jueza aceptó el planteo en un breve decreto que fue incorporado a la causa 913/12, más conocida como la causa de Los Monos. En ese expediente investigado inicialmente por el juez Juan Carlos Vienna a raíz del crimen de Martín "Fantasma" Paz (acribillado el 8 de septiembre de 2012 en un hecho no esclarecido ) fueron procesadas cerca de cuarenta personas. Todas acusadas de formar parte de la banda de Los Monos, a la que se le atribuyen desde homicidios hasta extorsiones ligados al narcotráfico. De ese total, el núcleo duro acordó con la fiscalía en un juicio abreviado penas que rondan los tres años para catorce de sus integrantes.
Entre ellos está uno de los hijos de "El Viejo", Ariel Máximo "Guille" Cantero, que recibió nueve años como jefe, por una condena previa por tenencia de un arma y como partícipe del crimen del bolichero Diego Demarre. Esto último, el aspecto más polémico del convenio que ahora revisarán el juez de Sentencia Edgardo Fertitta y otros dos colegas a designarse hoy por sorteo. Otras cuatro personas solicitaron probations que tramita la misma jueza Rodenas, mientras que una decena de empleados de distintas fuerzas de seguridad afrontan un juicio escrito.
Contrastes. En ese marco, y en pleno debate público sobre las implicancias del abreviado firmado entre los defensores y los fiscales de Cámara Cristina Rubiolo y Guillermo Camporini, la semana pasada la fiscalía de grado pidió comprometer más a Cantero padre, de 50 años.
La situación contrasta con la de su ex esposa Patricia Celestina Contreras, quien primero fue procesada por Vienna como jefa del clan pero en una audiencia de apelación el propio Camporini admitió que no había elementos para sostener esa acusación. Así, la mujer terminó ligada como integrante y admitió su participación en el abreviado a revisarse.
En este caso, los fiscales plantearon que existen elementos para atribuirle a "El Ariel" el comando del grupo. El pedido se corre de los rumores iniciales que adjudicaban poca o ninguna prueba contra Cantero en la causa.
Para escalar en su pretensión e imputar un rol más grave, los acusadores se basan en declaraciones que "le atribuían un rol de co-comandancia de la asociación ilícita, es decir, un rol de igualdad con sus hijos y en algún momento de organizador", según precisó Covani la semana pasada en declaraciones radiales.
"Eso, sumado al rol familiar, nos hace pensar que no era un mero partícipe de la banda sino que existía una situación de jerarquía del padre hacia el hijo. Incluso hay algún relato dentro de la causa que habla de que el padre había delegado en sus hijos la jefatura que él ostentaba anteriormente", añadió sobre "El Ariel", que es el padre de "Guille", del asesinado Claudio "Pájaro" Cantero y del aún prófugo Ramón "Monchi Cantero" Machuca.
Tres. En el pedido que remitieron a Rodenas los fiscales mencionan tres pruebas. Una es la declaración de un testigo de identidad reservada que habló al inicio de la pesquisa y cuyo aporte permitió avanzar sobre el funcionamiento de la banda. Dijo ser adicto y que conocía a los Cantero porque participaba del negocio de drogas. "La cara visible de la organización es el "Gordo" Salomón, que responde a Máximo Ariel Cantero, "Viejo'", dijo sobre "El Ariel".
Según los fiscales, "El Ariel" también es sindicado como jefe por Luis Paz, padre del "Fantasma", quien sostuvo que Cantero padre "siempre comandó el clan".
Por último los fiscales citan a Diego Cuello, quien asume haber sido amigo de Martín Paz y declaró: "Todos dicen que lo mataron Los Monos porque les debía plata". Afirma que al frente de la banda estaban los hermanos "Guille", Claudio y "Monchi" y que "el cuarto es ‘El Ariel', el padre, que está como retirado". En ese contexto, el pasado 21 de abril auto en el que iba Cuello con sus hijas de 2 y 7 años fue atacado de 15 balazos en Hilarión de la Quintana y Moreno. Las nenas sufrieron heridas leves.
En carro. Cantero cayó el 22 de mayo, según el relato oficial, cuando iba con un nene en un carro de ciruja por Felipe Moré y Centeno cerca de la villa La Lagunita. Cuando cuatro días después compareció por primera vez ante Rodenas, justo a dos años del crimen de su hijo Claudio, negó ser el jefe y dijo que desde hace años no tiene relación con su familia, salvo sus hijas.
"Cuando me detuvieron andaba en un carro a caballo. No tengo auto, no tengo nada de nada. Sólo tengo caballos y chanchos".
Fuente: La Capital