Policiales
Domingo 20 de Marzo de 2016

Llegó de Alemania para ver a sus hijos pero no los encontró

 Atraviesa un calvario que desde hace casi dos años porque no puede recuperar a sus hijos. 

Este domingo, Diario UNO mantuvo un extenso diálogo con Dina Nicolorich de 36 años, mamá de un nene de siete años y de una nena de tres años y medio. Atraviesa un calvario que desde hace casi dos años porque no puede recuperar a sus hijos. 
Ahora, según relató su abogada, la doctora Sara Di Paolo, tiene tres sentencias favorables que operan para que los chicos le sean restituídos definitivamente a su madre, pero desde el viernes 19 que Diana Nicolorich llegó de regreso procedente de Alemania a la Argentina, no ha podido dar con el paradero de los menores, siendo que viven con su padre en la ciudad de Santa Fe. A su vez, son los nietos de una jueza de menores recientemente jubilada. 
Dina, dijo que la última vez que vio a sus hijos fue el 20 de agosto de 2015, luego tuvo que regresar a Alemania adonde vive por razones laborales, y jamás volvió a ver a sus dos hijos. Solo habló con el varón de siete años por teléfono desde Alemania el domingo 28 de febrero de 2016. Llegó este viernes y no logró dar con el paradero de los dos menores. 

La historia del caso
El viernes 9 de mayo de 2014, Diario UNO narraba la particular historia de Dina Nicolorich, quien junto a sus dos pequeños hijos, que por entonces tenían, cinco años el varón y solo un año y medio su beba. 
Según contó Dina, ella vino desde su Misiones natal a estudiar letras en el año 2000 a la ciudad de Santa Fe, donde conoció a un ingeniero con quien formaron pareja y luego ambos viajaron a Europa.
Vivieron en Italia y luego se radicaron en Alemania, donde nacieron los dos hijos de la pareja. Durante 2012, su marido decidió volver al país por cuestiones personales. 
Desde Alemania Dina y su marido en la Argentina, siguieron comunicándose hasta que él le pidió que volviera al país para consumar el divorcio. Ella y sus hijos llegaron cuando promediaba el mes de diciembre. Pero el paso de los días, las semanas y los meses solo tensó más la relación.
A fines de abril de 2013, Dina y sus hijos fueron hasta el aeropuerto de Ezeiza para regresar a Alemania, pero cuando estaban embarcando en el avión, le comunicaron que sus pasajes fueron cancelados, y que su cuenta personal en Alemania le había sido transferida a su esposo. 
Dina y sus hijos, volvieron a los tres a la casa familiar de los Nicolorich, adonde los alojó una hermana y luego sus padres. Ella fue a una comisaría a dejar una constancia de la situación y le dijeron que sobre ella pesaba una orden de captura librada por una fiscal santafesina. Tanto es así,que Dina y sus hijos fueron buscadas por una comisión policial y traídos a la ciudad de Santa Fe. Cuando llegaron Dina quedó detenida y los chicos por orden de la jueza Mariana Herz, quedaron bajo la custodia de su padre. 
Días después, el juez penal Nicolás Falkemberg, enterado de la naturaleza de la controversia, contradijo a la fiscal Milagros Parodi y dejo en libertad a Dina Nicolorich.
Hay tres fallos de la justicia para la restitución de los menores, pero Dina no puede hallar a sus dos hijos.

Juan Trento / jtrento@uno.com.ar