Policiales
Viernes 17 de Junio de 2016

Los detuvieron por realizar estafas con tarjetas de débito

Una pareja de rosarinos estafó a cinco comerciantes de la capital provincial y alrededores. El caso llegó a la Justicia santafesina y un juez dictó la prisión preventiva para uno de los imputados. Se cree que hay un prófugo

El ingenio para realizar estafas nunca deja de sorprender. Esa fue la impresión que se llevaron varios propietarios de comercios de la ciudad de Santa Fe y Santo Tomé en los últimos días, luego de que la Justicia santafesina logre detectar una maniobra fraudulenta en el uso de una tarjeta de débito. Todo surgió el pasado 9 de junio, luego de que cinco comerciantes denuncien estafas cometidas por parte de una pareja oriunda de la ciudad de Rosario.

Simuladores

La pareja llegaba al local comercial. Allí realizaba una compra y al momento de abonar en caja presentaba una tarjeta de débito, la cual estaba al nombre de Fabián L. (43). En tanto, para acreditar veracidad de la titularidad de la tarjeta presentaba su DNI. Cuando el comerciante comenzaba la operación en el posnet esta no podía efectuarse ya que la banda magnética de la misma se encontraba dañada o por alguna otra razón no habilitaba el pago.

En ese momento, y en plena actuación, el propietario de la tarjeta le decía al cajero que en otros locales comerciales también le había sucedido una similar situación. De esta manera, le explicaban al cajero que podían abonar de manera "off line", la cual es una función de venta que solo sirve para las tarjetas de crédito y no para las de débito. Una vez establecida la operación, el comerciante entregaba la mercadería y los estafadores se iban del local, mientras que la venta nunca iba a poder ser cobrada debido a que el pago no iba a poder ser solicitado a la empresa proveedora del mismo.

Aprehendidos

Los estafadores comenzaron su raid por Santo Tomé el pasado 6 de junio. Primero se dirigieron hacia un local de calle Ejército Argentino al 2600, donde compraron repuestos para autos. Posteriormente marcharon hacia un local de telefonía celular, ubicado sobre la avenida Luján al 2.500 donde realizaron otra simulación del pago.
Embed

Una vez cometido el delito en Santo Tomé, la pareja rosarina cruzó el río Salado y hacia el norte de Santa Fe se dirigió con el propósito de cometer más estafas. Fue así, que se dirigieron hacia un local comercial de Aristóbulo del Valle al 7.300 donde también su víctima terminó siendo otro propietario de un local de venta de celulares. No conformes con la telefonía fueron hasta un local de perfumes.
Embed

Su arresto iba a llegar ese mismo día, en Aristóbulo del Valle, tras intentar volver a cometer el mismo fraude en un local pero el comerciante, al sospechar de la maniobra, dio aviso a dos agentes policiales que patrullaban por la zona y Fabián L., junto a Malvina G., fueron aprehendidos. Una vez en manos de la Justicia fueron imputados por el delito de estafas reiteradas. Fue así, que el lunes pasado, el juez Héctor Candioti dictó la prisión preventiva para el hombre de 43 años, mientras que la mujer terminó con arresto domiciliario. Por su parte, la investigación busca determinar la participación de una tercera persona involucrada con la pareja que cometía los ilícitos.

"Lo que llama particularmente la atención, es que el estafador actúa con su propia tarjeta de débito la cual es verídica ya que además presenta su DNI. El engaño consiste en adulterar la banda magnética para que no funcione, por ello confunden al comerciante", contó a Diario UNO, Laura Urquiza, fiscal a cargo de la investigación.

"Los estafadores le decían a los propietarios que habían trabajado en comercios y por ellos sabían cómo era el tema o expresaban que otros comerciantes ya les habían indicado cómo tenían que hacer ante el problema en su tarjeta", culminó la funcionaria judicial del MPA.