Policiales
Domingo 30 de Julio de 2017

Matan a un automovilista que se cruzó en una picada entre dos autos

Fiscalía calcula que los coches que corrían ilegalmente iban a 100 km/h. Hay un conductor detenido y podría recibir de 3 a 6 años de cárcel.

Otra vez una picada ilegal de autos terminó en tragedia en Rosario. Un hombre de 35 años falleció este sábado a la madrugada tras ser embestido por el coche en el que un joven de 27 circulaba a cerca de 100 kilómetros por hora por 27 Febrero y Necochea, compitiendo en paralelo con otro rodado rumbo al este. El conductor que causó la muerte al joven quedó detenido y mañana tendrá su audiencia imputativa en Tribunales. Fuentes del Ministerio Público de la Acusación adelantaron que el fiscal Walter Jurado analiza pedir su prisión preventiva por homicidio culposo agravado, en base al endurecimiento de las penas para los delitos viales que entró en vigencia a principios de año.


De avalar esta tesis el juez interviniente, que se sorteará mañana, el imputado podría tener una sanción de cumplimiento efectivo en una cárcel, ya que las penas a aplicar van de los 3 a los 6 años de prisión.


El accidente fatal ocurrió ayer a las 5.30. A esa hora, dos automóviles, un Renault Laguna y un Chevrolet Vectra, circulaban por 27 de Febrero por el carril que va hacia el este a elevada velocidad, en una maniobra que la Fiscalía encuadró dentro de la lógica de una picada.


Al llegar a la intersección con Necochea, donde los semáforos estaban en intermitente por hora, se cruzaron con un Fiat Duna que iba por esa calle hacia el norte.


Según la versión oficial, el Vectra logró esquivarlo, pero el Laguna lo golpeó de lleno a la altura de la mitad del vehículo. Como consecuencia de ese impacto, el conductor del Duna, Andrés Alejandro Muñoz, de 35 años, falleció en el acto.


Al conductor del Chevrolet Vectra se le abrió una causa judicial por correr picadas, recuperó la libertad, pero sigue relacionado a la investigación. En cuanto al conductor del Laguna, Ariel L., de 27 años, quedó detenido en una dependencia policial por homicidio culposo y lesiones.


También resultaron involucrados en el siniestro un peatón que resultó lesionado, Elías C., de 37 años, quien se encuentra fuera de peligro según los primeros informes médicos. Y el conductor de un Peugeot 308, Antonio E., de 54 años, quien fue colisionado por el Renault Laguna luego de chocar con el Duna, y que terminó con lesiones leves.


Ayer mismo el fiscal Jurado tuvo acceso a las cámaras de videovigilancia del 911. Según pudo saber LaCapital, las imágenes son nítidas y se pudo ver claramente la mecánica del siniestro.


"La estimación preliminar es que los dos autos que circulaban por 27 de Febrero hacia el este, en paralelo, iban a una velocidad estimada de entre 90 y 100 kilómetros por hora", confiaron desde Fiscalía.


Para la semana próxima el fiscal aspira a contar con los estudios de planimetría que arrojarán mayor luz sobre la mecánica del accidente. Pero en principio la evidencia fílmica ya es contundente para avanzar hacia una dura acusación por "culpa temeraria".


De confirmarse que la velocidad a la que circulaba el imputado rozaba los 100 kilómetros por hora, la Fiscalía podría solicitar que se le aplique una sanción no excarcelable.


Penas más duras


Desde enero de este año entró en vigencia una nueva norma sancionada por el Congreso nacional que modificó parcialmente el Código Penal, endureciendo las sanciones para determinados delitos, en particular los cometidos por conducción imprudente.


El artículo 84 bis del Código Penal establece desde entonces que la pena será de prisión de tres a seis años si un conductor imprudente, negligente o manejando de manera temeraria le causa la muerte a otro y se da a la fuga o no intenta socorrer a la víctima.


Otros causales de agravamiento de la sanción son: conducir bajo los efectos de drogas o alcoholemia positiva, y conducir en exceso de velocidad de más de treinta kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho.


Como sobre bulevar 27 de Febrero la máxima permitida para circular es de 60 kilómetros por hora, en caso de haber circulado el imputado a cerca de 100 como supone la Fiscalía, superaría en más de 30 lo autorizado.


De esta forma entraría dentro de los agravantes de la norma y podría cumplir condena efectiva.