Policiales
Viernes 06 de Enero de 2017

Mataron a golpes a una arquitecta santafesina y buscan a su hijo

Para la Justicia no hay dudas de que fue un homicidio. El hijo mayor de la mujer, de 38 años y con problemas de adicciones, es el principal sospechoso. Ocurrió en la ciudad de Rosario.

Una arquitecta de 65 años de la ciudad de El Trébol, a 160 kilómetros al noroeste de Rosario, falleció en un sanatorio de esta ciudad al cual había sido trasladada después de ser hallada ferozmente golpeada en su domicilio. Por el hecho, que conmociona a esa ciudad de 20 mil habitantes en el departamento San Martín, la Justicia ordenó detener al hijo mayor de la mujer, un hombre de 38 años con trastornos de adicciones.

Gloria Brero de Garnero fue hallada a las 18 del martes en su vivienda con heridas en la cabeza, en los hombros y escoriaciones en otras partes del cuerpo. Inmediatamente fue llevada al Samco de El Trébol y, a raíz de la gravedad de su estado, derivada al Sanatorio Britanico de Rosario donde falleció el miércoles.

En El Trébol la notica causó sorpresa y dolor. Es que en la medida en que se empezaron a conocer los detalles del caso, fue creciendo la indignación de los habitantes por la forma en que falleció Brero. La mujer era reconocida no sólo por su profesión, que la llevo a colaborar con numerosas instituciones de bien público, sino también por su actividad social, su participación en las tareas parroquiales como catequista y también como docente, todo lo que quedó plasmado en las redes sociales tras la difusión de la noticia.

Falso accidente

Según la pesquisa todo comenzó cuando Alejandro, el hijo mayor de la arquitecta, llamó a un servicio de ambulancias para dar aviso de que su madre había sufrido un accidente en la vivienda de Manuel Leiva 706. Los médicos llegaron y encontraron a la mujer inconsciente y con severas heridas en la cabeza y en los hombros. Trataron de reanimarla y la trasladaron al Samco, donde establecieron que presentaba fractura de cráneo, traumatismo en la órbita ocular derecha, una herida cortante en el cuero cabelludo, hematomas en brazos y hombros y múltiples escoriaciones. También determinaron que las heridas revestían la gravedad suficiente como para trasladarla a un centro de mayor complejidad. Allí la mujer ingresó al sanatorio rosarino con muerte cerebral.

A poco de advertir que las heridas habían sido intencionales, los médicos dieron aviso a la comisaría 4ª desde donde se dio intervención a la Policía de Investigaciones (PDI) y a la Unidad Regional XVIII. Según el comisario, José Luis Moliniers, "la escena fue alterada, se intentó limpiar el lugar y las heridas de la mujer no son de un accidente sino golpes muy contundentes". Mientras tanto, en el barrio, los vecinos indignados aseguraron que "después de atacarla, el hijo hasta bañó a Gloria para borrar los rastros de la terrible paliza que le dio". Otro dijo que "la golpeó al mediodía y esperó hasta la tarde para avisar. Ese hombre es un monstruo", sentenció.

Las sospechas de los investigadores se confirmaron ayer con el resultado de la autopsia realizada en el Instituto Médico Legal de Rosario. El estudio desechó la posibilidad de un accidente y las miradas se centraron sobre el hijo de la mujer, quien anoche permanecía prófugo.

El hijo "descarriado"

"Es una familia muy buena pero siempre tuvieron problemas con su hijo mayor. Todos saben que está en el mundo de la droga y le acarreó inconvenientes a sus padres desde los 12 años. Siempre fue un descarriado en una familia supercorrecta", dijo un vecino que pidió reservar su nombre "porque en el pueblo todos se conocen y no me gusta hablar de esto en momentos de tanto dolor".

La causa, que en principio se caratuló como "lesiones graves de carácter reservado", cambió ayer a "homicidio calificado por el vínculo". "La señora aparentemente se encontraba sola con su hijo. Tiene otras dos hijas que no estaban en la vivienda y el marido trabajaba en el campo", dijo a La Capital la fiscal en turno de la Unidad de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro, quien se ocupa del caso mientras dure la feria judicial.

"Estamos tratando de establecer que todo eso sea como hasta ahora pensamos", dijo la funcionaria y añadió que "además se ordenaron requisas en la vivienda para dar con él o los objetos utilizados para agredir a la arquitecta". Ferraro también ordenó una serie de allanamientos en viviendas de El Trébol con el objeto de dar con el paradero del hijo buscado. "La orden de detención está expedida", dijo; y aclaró que "por los datos que manejamos creemos que la detención es inminente".


Luis Emilio Blanco / La Capital