Policiales
Martes 09 de Febrero de 2016

Mató a un menor y su madre lo llevó y lo entregó en la comisaría

Fue el domingo a las 6, en la Comisaría 2ª de Ceres. C. A. S. de 22 años, habría matado a Nicolás Barrientos de 17.

El domingo a las 6, una mujer de 50 años llegó a la Comisaría 2ª de Ceres, departamento San Cristóbal, acompañada de su hijo de 22,  identificado como C. A. S. y conocido por el apodo de “Quintín”, y le dijo al oficial que la atendió que lo entregaba porque había cometido un crimen. 
El sumariante hizo pasar a ambos, madre e hijo, y se comunicó por la frecuencia radioeléctrica con dos suboficiales que buscaban al joven, desde las 4, cuando se anoticiaron por un testigo que estaba en el Samco de la ciudad de Ceres, que “Quintín” sería el autor del crimen del adolescente Franco Nicolás Barrientos de 17 años. La novedad fue informada a la fiscala del Ministerio Público de la Acusación, Hemilse Fissore. 

Discusión que terminó mal
El domingo, cuando faltaban algunos minutos para las 4, en una de las plazas de Ceres, precisamente la que está ubicada a la vera de avenida Italia, se produjo primero una discusión subida de tono entre dos jóvenes que con el  paso de los minutos se transformó en muy áspera, hasta que el mayor de ellos, conocido por el sobrenombre de “Quintín”, sacó un cuchillo tipo Tramontina y le asestó varias puñaladas a Franco Nicolas Barrientos. 
La víctima quedó tirada en el piso y pidiendo auxilio a los gritos. Dos bomberos voluntarios que estaban en el lugar se encargaron de trasladarlo hasta el Samco de la localidad, adonde fue inmediatamente atendido por médicos de la guardia, pero algunos minutos después de su ingreso falleció.

Reveló quién era el asesino
Uno de los amigos de Barrientos llamó a la Comisaría 2ª de Ceres, y pidió la presencia policial. Cuando llegaron dos suboficiales en un patrullero, se encargó de entregarle el cuchillo con el que se había consumado el homicidio de Barrientos, y además se convirtió en el primer testigo que se encargó de narrarle a los policías cómo sucedió el ataque que terminó en homicidio.
 
La investigación
Los dos oficiales responsables informaron la novedad del homicidio  a la jefatura de la UR XIII San Cristóbal, y estos anoticiaron a la fiscala Hemilse Fissore sobre el caso. 
Luego, enviaron a una partida con dos suboficiales a buscar al presunto asesino. Los uniformados recorrieron la ciudad de Ceres y fueron hasta el barrio en el que el presunto matador habitaba con su familia, pero no lo hallaron, hasta que recibieron una comunicación por la frecuencia radial en la que les informaban que la madre de “Quintín” lo había entregado. 

Órdenes de la fiscala Fissore
La novedad sobre la entrega del presunto matador fue informada a la jefatura de la UR XIII, San Cristóbal, y estos a la fiscala Hemilse Fissore, que ordenó las siguientes medidas: respecto del cadáver de Barrientos, que fue llevado a la morgue judicial con sede en la ciudad de Rafaela para que los médicos forenses le realicen la autopsia; respecto del lugar en el que se produjo la agresión, para que los agentes de la Policía Científica ejecuten los peritajes criminalísticos. Finalmente, que el detenido sea llevado a la alcaidía de la jefatura de San Cristóbal, y  quede detenido.

Juan Trento/ UNO Santa Fe/ jtrento@uno.com.ar