Policiales
Miércoles 08 de Junio de 2016

Monchi Cantero llega hoy a Tribunales para prestar declaración indagatoria

La más grave es por ordenar un ataque donde murió una adolescente. La pena va de 10 años y 8 meses de mínimo a perpetua.

Las distintas acciones judiciales que afronta Ramón Machuca, conocido como Monchi Cantero y capturado el lunes en Capital Federal, suponen para él un horizonte de prisión efectiva. El monto de la sanción dependerá de cuáles sean las figuras penales escogidas por los hechos que le adjudiquen en los tres incidentes donde está acusado que, como obvio requisito, deberán quedar probados. Esas incógnitas empezarán a dilucidarse a partir de las 9 cuando dos juezas y dos fiscales lo reciban para someterlo a indagatoria por tres causas penales distintas.
Monchi fue trasladado a Rosario ayer a la mañana y quedó preso en la cárcel de Piñero. La primera causa por la que responderá hoy es la que lo hizo conocido. Le adjudican comandar una asociación ilícita dedicada a delitos violentos donde, ahora con él, son 41 las personas que terminaron acusadas. Es la llamada Causa Monos, la 913/12, donde van a juicio 26 miembros identificados de la banda, en tanto 14 ya están condenados en juicio abreviado.
La mayor expectativa de pena contra Machuca proviene de un atentado a balazos a una casa en el barrio de la Carne, donde resultó muerta Lourdes Cantero, una chica de 14 años, en la que está sindicado de ideólogo. Esta es la segunda causa.
El tercer trámite es el homicidio a balazos de Diego Demarre, en Maipú y Seguí, hecho tomado como venganza del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, que era hermano de Monchi.
Difícil. Acaso el hecho más preocupante para Monchi sea el homicidio de Lourdes Cantero. Por ese caso ya hay, desde hace dos meses, un policía condenado. Se trata de Juan Angel Delmastro, un ex agente de Inteligencia de Drogas Peligrosas, que también está acusado por ser parte de la banda de Los Monos. Para un juez de sentencia Delmastro habilitó el ataque contra un búnker de drogas que terminó con la muerte de un tiro en el pecho de la adolescente. Y el que ordenó que tiraran fue Monchi.
Este asesinato fue el 14 de mayo de 2013, a las 22. Esa noche un grupo se acercó a la casa de Conscripto Bernardi 6374. Bajaron de una moto y rociaron de balazos el frente. Uno atravesó una ventana e impactó en el pecho de Lourdes. La chica murió camino al hospital.
Una evidencia de peso para llegar a la condena fue una conversación entre Delmastro y Monchi Cantero. En esa escucha, tomada horas antes del homicidio, Monchi consultaba a Delmastro si un búnker que supuestamente funcionaba en esa casa era uno de los quioscos protegidos por Drogas Peligrosas, donde el policía prestaba servicio. "Está cerca del mío y lo voy a mandar a cerrar", le dice.
A las pocas horas Delmastro le responde a Monchi. "Lo tienen habilitado acá pero no importa, dale tranquilo". Luego de la afirmación del policía Monchi le ordenó a un tal Gabi que balearan el frente de la casa. Y al día siguiente del ataque le dice al mismo Gabi. "¿Te pagó ya el Negro? Venite del Hernán que le digo que te pague". Para Patricia Bilotta, la jueza que procesó a Delmastro, eso indicaba que el encargo de rociar a tiros la casa donde murió la chica se había hecho por plata.
Por esa razón quedó redactada su indagatoria por si alguna vez Monchi era capturado. Allí se lo acusa de autor ideológico de homicidio agravado por promesa remuneratoria o concurso premeditado de dos o más personas. Como el instigador de un crimen tiene la misma pena que el que lo ejecuta, Monchi tiene una perspectiva de perpetua si la figura fuera esa. Si le dejaran sólo la imputación de homicidio agravado con arma de fuego el mínimo de la pena son 10 años y el máximo 25.
Escuchados. Según muy diversas fuentes judiciales aquí Monchi tiene su mayor problema. En principio porque está incluido en el hecho histórico donde el policía que habilitó el ataque ya está condenado como partícipe secundario del homicidio de la chica. Monchi está escuchado hablando con Delmastro y con el ejecutor del atentado antes de que este ocurra. Y luego de la preparación el hecho se concreta.
Jefe de banda. En la causa por asociación ilícita Monchi está acusado de ser jefe de una organización dedicada a cometer delitos para asegurar negocios económicos que incluyen homicidios, abusos de arma, extorsiones, amenazas y lesiones entre otros. Por este expediente, el 913/12, ya hay 14 personas que confesaron ser parte de la banda y aceptaron los ilícitos, condenadas por ello en juicio abreviado. A Monchi como jefe de esa banda le cabe una pena que va entre los 5 y los 10 años.
El crimen del bolichero. Por último, indagarán a Monchi por participar del asesinato de Demarre, dueño del boliche Infinity Night, frente al cual un día antes mataron al Pájaro Cantero. La prueba incriminante está en escuchas telefónicas a su celular. Son conversaciones que mantuvo enseguida de la ejecución con el sargento de Delitos Complejos Juan "Chavo" Maciel (ya condenado por pertenecer a la banda) a quien le pide datos sobre la salud de Demarre mientras éste agonizaba.
Una de esas charlas con Maciel fue clave en la causa porque permitió definir el móvil del crimen. En ella Monchi alude a Demarre como entregador de su hermano el "Pájaro" Cantero, lo que supone una venganza.
Esa conversación se registró a las 13.04 del 27 de mayo de 2013. Maciel le comenta a Machuca que "está más para allá que otra cosa, siete le dieron... está listo prácticamente". Luego le pregunta a Monchi si fue Demarre quien "entregó" al Pájaro al convocarlo al boliche. Machuca le contesta que sí. Esto, para los investigadores, "hace explícito el móvil de la venganza en el asesinato de Demarre".
Esa escucha es clave porque incrimina a Machuca, define la motivación del caso y conecta una muerte con la otra.
En otra conversación con el policía queda claro que Monchi se preocupa por conocer con qué evidencia cuenta en el momento la policía y por cómo eludir investigaciones. "Un Bora blanco, lo único que hay", le advierte el uniformado y le sugiere que lo haga desaparecer.
Machuca es además una de las personas registradas por las cámaras del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) como quienes llegaron al hospital "alterados" tras la balacera al Pájaro. Allí se lo ve junto a otros implicados en el crimen de Demarre, como Jorge Emanuel Chamorro y el propio Guille. Los allegados se movían en un Bora blanco idéntico al que, un día después, usaron los asesinos del bolichero y que luego fue vendido a Córdoba pintado de negro para borrarle el rastro.
Los que lo esperan. El fiscal Luis Schiappa Pietra no había definido ayer la figura que atribuirá a Machuca en este homicidio por el cual interviene la jueza Delia Paleari. La misma magistrada está a cargo de la indagatoria por el homicidio de Lourdes Cantero, donde el fiscal es Gonzalo Fernández Bussy. También es este fiscal el que actúa en la causa por asociación ilícita, donde interviene como jueza Alejandra Rodenas, quien inaugurará la ronda de interrogatorios al considerado líder de Los Monos. Se presume que los trámites no se extenderán mucho. Lo más factible es que Monchi se abstenga de hablar en cada trámite.

Fuente: La Capital