Policiales
Lunes 12 de Junio de 2017

No llegó a juicio: ¿Quién fue el supuesto chofer del camión con droga de Arroyo Leyes?

A días de concluir el juicio que tiene policías y civiles vinculados al hallazgo de un camión con 1662 kilos de marihuana, la defensa del principal acusado cuestionó que nunca se haya encontrado a la persona que guió el camión hasta el basural de la calle 62 donde fue hallado en 2014.

En su alegato de clausura, Horacio Paulazzo, abogado particular de Alejandro "Aguja" Agüero, sindicado como quien buscó descargar parte de los 1662 kilos de marihuana que transportaba el camión de Arroyo Leyes en 2014, cuestionó esta mañana que la causa en su etapa de instrucción, nunca determinó quien fue realmente el conductor que trasladó desde la provincia de Misiones hasta el basural de la calle 62 el cargamento.

En este sentido, Paulazzo insistió en que su defendido nunca estuvo en el lugar donde, según la hipótesis de la Fiscalía, varias personas -entre ellas Agüero- buscaron descargar el material estupefaciente que tenía el contenedor Hamburg Sud hacia un Mercedes Benz 1114 propiedad de Juan Carlos "Chueco" Villalba, otro imputado.

229783 (2).jpg
<b>Noche de lluvia</b>. En la madrugada del 2 de noviembre del 2014, fue encontrado el camión.
Noche de lluvia. En la madrugada del 2 de noviembre del 2014, fue encontrado el camión.


En tanto, puso como punto de análisis porqué la justicia no llevó al banquillo de los acusados a quien fue sindicado en su entonces como el posible conductor del Fiat Iveco. Se trata de I. S. Principatto, un hombre oriundo de Mercedes, provincia de Buenos Aires, que fue detenido el 21 de septiembre del 2015 en la ciudad de Posadas (Misiones) un año después del suceso en suelo santafesino.


Los caminos condujeron a Principatto ya que desde el interior de la cabina del Fiat Iveco se encontró una carpeta tapa plástica color gris que contenía una serie de documentos, varios con nombres de empresas aseguradoras del noroeste argentino y otra con radicación en la provincia de Buenos Aires. A su vez, se hallaron comprobantes con su nombre, por lo que los pesquisas buscaron dar con él.

Con el correr de la investigación, se pudo detectar que el camión, como el semirremolque y el conteiner fueron robados. Así lo reveló una denuncia por robo y privación ilegitima de la libertad en la Policía Federal el 14 de junio del 2013. A esa trama ilegal con la que circulaba el vehículo, también se pudo constatar que tanto la chapa patente LBR 421 del camión y la del semirremolque -LKJ 673- habían sido adulteradas al igual que el chasis y el motor.


Tras haber sido detenido en Posadas, Principatto fue indagado el 24 de septiembre del 2015 ante el Juez Federal de Instrucción, Reynaldo Rodríguez, quien le atribuyó haber hecho uso de un documento falsificado o destinado a acreditar habilitación para circular vehículos y además haber presuntamente manejado el camión de Arroyo Leyes.

Sus argumentos

En aquella indagatoria, el presunto conductor dijo que vio por medio de un clasificado de un diario de Oberá (Misiones) que buscaban a un chofer. Llamó por teléfono y quedó en encontrarse con un hombre en una estación de servicio ubicada sobre la ruta 14, en las afueras de aquella ciudad del norte del país.

En el encuentro, este hombre -el cual se llamaba Jorge- le dijo que le ofrecía un camión para que lo tenga a su disposición y así busque algún trabajo con el fin de dividir la ganancia. A su vez, le indicó que le hacía falta al vehículo la verificación técnica obligatoria y un seguro para así poder arrancar con el trabajo.

En sus dichos ante el magistrado, Principatto aclaró que ese mismo día comenzó con los trámites. "Hice las dos cosas y me volví a la estación de Oberá. Hice el seguro para poder llevar el camión a verificar porque lo tenía vencido. Eso es lo que me había dicho esta persona. Dejé el camión en la YPF, me pagó mil quinientos pesos por haber hecho la gestión y quedamos en comunicarnos al otro día. Yo me quedé unos días y no me llamó más. Así que volví a Buenos Aires, con mi familia. Seguí con mi vida", fue lo que sostuvo en su indagatoria. "Yo después de ese día nunca más lo vi, nunca más me llamó, ni nada", agregó el hombre.

"Yo no tengo ni idea para que se iba usar el camión, porque me lo iban a dar a mi y eso nunca pasó", explicó el camionero. En tanto, destacó que se encontraba en Misiones porque visitaba a un compañero.

Tras haber sido indagado, Principatto terminó siendo liberado aunque siguió vinculado a la causa, pero luego no fue elevado a juicio como el resto de los que hoy se encuentran acusados en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe. Agüero y Villalba imputados, uno por transporte de estupefacientes y el otro por venta de drogas. Mientras que el resto, los policías, algunos por encubrimiento y otros por falsedad ideológica al haber firmado el acta de procedimiento que sostenía hechos que no sucedieron en la madrugada del 2 de noviembre del 2014.