Policiales
Lunes 11 de Julio de 2016

Ordenaron la prisión preventiva para el violento exedil de Sastre

Eduardo Giménez, el exconcejal que golpeó salvajemente a dos oficiales de Justicia, permanecerá detenido por orden del juez

En medio de una sala llena, el juez de Primera Instancia, Jorge Patrizi, ordenó este lunes la prisión preventiva para el exconcejal de la UCR y farmacéutico de la localidad de Sastre, Eduardo Ceferino "Lalo" Giménez (48), el cual fue imputado por doble tentativa de homicidio luego de golpear ferozmente a la abogada de su esposa y a la oficial de Justicia, cuando estas fueron a notificarle que debía acatar la orden judicial de exclusión del hogar por una denuncia de violencia de género de su esposa.
Pese a que la audiencia debía haberse tratado en la Oficina de Gestión Judicial de San Jorge, la resolución se efectuó en los tribunales santafesinos ante el curso actual de la feria judicial. En este sentido, la fiscala de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro, fue la encargada de formular el pedido de prisión preventiva para el exlegislador de la localidad del departamento San Martín.
El hecho sucedió el pasado jueves 7 de julio y conmocionó a la localidad de Sastre ya que el imputado golpeó en el cráneo –y luego se entregó en la Comisaría 2ª– a la oficial de Justicia del Juzgado de Primera Instancia del Circuito Judicial Nº 30, Silvia Mussano –quien pudo pedir ayuda luego del ataque– y a la representante legal de su esposa, Nora Sosa de Bertola. Esta última permanece internada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, de la ciudad de Rosario, con estado reservado. Vale recordar que las dos mujeres se habían dirigido hacia la vivienda del exedil para informarle que debía irse de su vivienda ya que existía una fuerte denuncia de su esposa por reiterados hechos de violencia física y verbal.
Embed

Tentativa comprobada

La orden del juez se dio luego de que la funcionaria del MPA considere que existieron ciertos riesgos procesales para que el hombre transite todo el proceso en libertad. Dicho riesgo se amparó fundamentalmente en que el sujeto demostró un "total desacatamiento" de la misma justicia cuando la abogada de su esposa y la oficial de Justicia fueron a notificarle que debía obedecer la orden judicial. "No es un ciudadano que acate las leyes", expresó en la audiencia la fiscala Ferraro. Al mismo tiempo agregó que el imputado podría generar un entorpecimiento probatorio "ya que hay testigos que deben ser preservados".
En esa línea, Patrizi aceptó la solicitud de la parte acusatoria y ordenó que el exconcejal del radicalismo de Sastre permanezca detenido mientras continúe el proceso de investigación. "No es ninguna garantía que pueda respetar los riesgos procesales", dijo el magistrado al fundamentar su fallo en contra de Giménez.
Embed

No declaró, pero ofreció

Previo a que se dicte la orden de detención, la defensa del imputado, a cargo de la defensora del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal (SPPDP), Gisela Alemandri, ofreció una serie de medidas alternativas para evitar el encierro de su defendido. Las mismas se basaron en que el acusado se mude a la ciudad de San Francisco y que se someta a la guarda de su madre; que se le imponga la prohibición de acercarse o contactar a sus víctimas por cualquier medio; una prohibición de ingresar a la ciudad de Sastre; y por último ofreció pagar una fianza a través de la propiedad de sus padres y un Fiat Uno. "Todo generaría una suma de $1.500.000", dijo la letrada.
Por su parte, el imputado no brindó declaraciones y permaneció en silencio durante toda la audiencia, mientras que su representante legal reconoció que hubo un hecho de violencia pero puso en duda al manifestar que "no estuvo demostrado si Giménez quiso dar muerte a las dos mujeres".

Más detalles

Durante este lunes se brindaron más detalles en torno a la investigación que busca determinar cómo se dio el violento episodio donde terminaron con un fuerte traumatismo de cráneo tanto Mussano como Sosa de Bertola. En este sentido, se determinó que el elemento con el que fueron golpeadas las dos mujeres no fue un martillo sino un hierro de unos 65 centímetros, el cual utilizó el exconcejal al momento de la salvaje golpiza.
En tanto, se explicó que Sosa permanece internada en el Clemente Álvarez de Rosario, con un estado muy delicado luego de haber recibido varios golpes en la zona del cráneo y a su vez presenta varios cortes en el rostro.
Por su parte, Mussano se encuentra con ciertos traumatismos en el cráneo y también presenta cortes en su mano derecha, pero no le impidieron poder prestar declaración para determinar cómo fue aquel violento episodio en la vivienda familiar de Giménez.