Policiales
Viernes 26 de Agosto de 2016

Piden la absolución de "Gusano" Vera por un femicidio

Lo encontraron culpable del crimen de su pareja, Griselda Correa, la cual fue ultimada de seis balazos. Los abogados defensores apelaron la sentencia judicial dictada en marzo de este año y pidieron que sea revocada

Lo condenaron el 18 de marzo de este año por haber matado de seis balazos a la madre de su hija. La sentencia además, ordenó que el Ministerio Público de la Acusación investigue el delito de falso testimonio por los testigos solicitados por la defensa durante el juicio y también que la Agencia de Trata de Personas investigue los números telefónicos que la víctima del asesinato le había dejado a su madre ya que el condenado la obligaba a prostituirse. Con toda esa condena sobre sus hombros, la defensa de Cristian "Gusano" Vera apeló la resolución judicial que los sentenció a cumplir una pena de prisión perpetua tras haber sido declarado culpable, por orden del juez de sentencia Nº 3, Cristian Fiz, por el femicidio de su pareja y madre de su hija, Griselda Correa, la cual fue ultimada el 20 de agosto del 2013.

Quieren su libertad

Los abogados defensores de Vera, Luis Patiño y Miguel Aguirre, consideraron el martes pasado ante el tribunal de jueces de la Cámara de Apelaciones, Roberto Prieu Mántaras, Sebastián Creus y Jaquelina Balagione que su defendido es "inocente".

Para ratificar su postura, Patiño volvió a poner en duda el testimonio de Susana Montes, la madre de la joven, la cual vio cómo su hija fue ejecutada de seis balazos en su propia casa. Según el letrado, Montes dijo en su declaración ante el juez Fiz que había visto llegar a Vera y a su hija en un automóvil Volkswagen Bora Color negro pero cuando le tocó a su hijo dar su testimonio –otro testigo– este dijo que vio llegar a Vera a la vivienda donde sucedió el crimen –calle Diez de Andino al 6700– en un automóvil Corsa color gris. De esta manera, Patiño sostuvo que se genera una contradicción en el relato de Montes.

Por otro lado, el representante legal de Vera señaló que la madre de la joven fallecida buscó influenciar a un testigo para que este declare en contra de Vera en la causa. También puso en dudas el secuestro que había realizado Vera a Correa en la zona del centro, cuando la joven víctima lo había denunciado por violencia de género. Para justificar sus dichos, Patiño resaltó que no existió nunca un registro fílmico que compruebe ello.

Concluida su explicación, el letrado sostuvo que el juez de primera instancia, "no valoró las pruebas expuestas por la defensa a lo largo del juicio". Por tal motivo, solicitó la revocación de la pena que condenó a prisión perpetua a "Gusano".
Embed

Rechazo total

A su turno, la fiscala del caso, Estela López Bustos –del sistema residual de causas– rechazó el pedido de revisión de la sentencia que hicieron los defensores de Vera. En este sentido, instó a que los jueces para que evalúen la situación del condenado, porque se fugó luego de haber ocurrido el asesinato Correa. "La verdad lo condena", expresó la funcionaria judicial.

En la misma sintonía, la querella del caso, a cargo de Zulema Rivera y Federico Lombardi volvieron a ratificar la pena dictada por el juez Fiz. Para justificar que el homicidio de Correa tuvo como autor a Vera y que ello fue el desenlace de una relación marcada por la violencia de género, estos leyeron una serie de mensajes que le había mandado la víctima a su madre durante los días previos a su muerte. Dichos mensajes dejaban por sentado que Vera hostigaba y amenazaba de muerte a Correa.
Embed

De ahora en más, el tribunal de jueces deberá resolver si absuelve a Vera o deja firme el fallo judicial que lo condenó a cumplir una pena de prisión perpetua en la cárcel de Coronda.

Un femicidio macabro

"Gusano" Vera (29) fue condenado a prisión perpetua luego de haber sido declarado culpable por el delito de "homicidio calificado por arma de fuego, alevosía y femicidio", en perjuicio de Griselda Correa de 26 años. La víctima recibió seis impactos de bala mientras que Vera escapó y estuvo varios meses prófugo por el hecho. Posteriormente, luego de un trabajo de inteligencia, los investigadores del caso detectaron que el principal sospechoso del caso de Correa estaba detenido en una cárcel de Córdoba, con un documento de otra persona, tras caer preso por narcotráfico.