Policiales
Sábado 25 de Abril de 2015

Pidieron la captura internacional para el taxista buscado de abuso sexual

Ayllon se convirtió en el principal sospechoso desde que la noche del miércoles pasado su mujer concurriera a la comisarí­a de la localidad bonaerense de Sarandí­, donde convivían, y dijera que su pareja había admitido haber abusado de la joven.

Un juez de instrucción porteño dictó el pedido de captura internacional para el taxista cuya mujer denunció que es el chofer que el domingo pasado por la madrugada abusó de una joven de 20 años a la salida de un bar del barrio porteño de Colegiales, informaron fuentes de la causa.
Se trata del juez de instrucción porteño Manuel Gorostiaga, quien ante la presunción de que el taxista buscado, un hombre de nacionalidad peruana identificado como Franklin Ayllon Escobar (44), haya salido o esté planeando salir del país, ordenó durante las últimas horas el alerta en los puestos fronterizos y la detención internacional.
Ayllon se convirtió en el principal sospechoso desde que la noche del miércoles pasado su mujer concurriera a la comisarí­a de la localidad bonaerense de Sarandí­, donde convivían, y dijera que su pareja había admitido haber abusado de la joven.
De acuerdo a esa denuncia, esa noche el hombre se hallaba apesadumbrado y le confesó que habí­a estado con otra mujer en el taxi, que tení­a "algo que ver" con el tema que "estaba en los medios", pero le dijo que habí­a tenido una relación "consentida" con esa chica.
Sin embargo, un rato después -según declaró- le dijo que habí­a abusado sexualmente de ella. "No me pagó y la violé", fueron las palabras que utilizó el hombre, según dijo la mujer a los investigadores de la Policía bonaerense.
Tras la supuesta confesión, su mujer lo echó de la casa y desde entonces el hombre no aparece, en tanto que el jueves fue secuestrado y peritado el taxi que manejaba, un vehículo Chevrolet Spin, patente NMZ 611, que apareció abandonado en el cruce de las calles Chile y Saavedra, en el barrio porteño de Balvanera.
De acuerdo a lo relatado por las fuentes, ayer se realizaron dos allanamientos en busca de pistas que permitan ubicar al taxista: uno en el domicilio de Sarandí en el que convivía con la mujer que lo denunció y un segundo en otro inmueble de la provincia de Buenos Aires.
Además, también ayer peritos de la Delegación Lomas de Zamora de Policía Científica Bonaerense levantaron frente a la puerta de la casa del taxista un preservativo que aparentaba estar usado y un ticket con fecha y hora coincidentes con la del hecho denunciado, que quedaron preservados como posible evidencia a disposición del fiscal porteño que investiga el ataque sexual, Eduardo Cubría.
El mismo instructor porteño ordenó esta semana que la víctima efectuara un dictado de rostro o identikit del abusador con especialistas de la Policía Federal, que ya fue cotejado con una fotografía de Ayllon y "se parecen mucho", aseguró  a Télam el abogado de la joven, José Luis Ferrari.
"La chica está muy mal, sufre de estrés postraumático", dijo Ferrari respecto a la joven, quien recibe contención de parte de la Oficina de Violencia Doméstica de la Policía Metropolitana y se le entregó un botón antipánico, ya que le había dado su dirección al taxista que la llevó.
El hecho ocurrió el domingo a la madrugada cuando una chica de 20 años salió de un bar de Colegiales y, según su versión, fue abordada por un taxista que le ofreció llevarla hasta su casa y la convenció para que se subiera a su auto.
Según denunció la ví­ctima, a las pocas cuadras se quedó dormida y se despertó cuando el hombre se hallaba sobre ella y ya le había sacado la bombacha.
Si bien intentó persuadirlo diciéndole que era HIV positiva, el taxista se colocó un preservativo y la violó, dijeron las fuentes de la investigación.
En el marco de la causa, el martes fue detenido un taxista como supuesto autor de la violación, pero horas después fue liberado por orden del juez Gorostiaga tras una rueda de presos en la que la ví­ctima no lo reconoció.
Fuente: Télam