Policiales
Domingo 02 de Octubre de 2016

Playa Norte: un nene de tres años recibió un balazo en una pierna

Fue el sábado a las 23.50 en Riobamba al 8200. Un hombre invitó a una joven de 17 años y a su pequeño a cenar, y luego baleó al nene

El sábado, casi en el borde de la medianoche, Maximiliano Sebastián Mendoza de tres años ingresó al Hospital de Niños con un disparo en la pierna.
El pequeño habría sido herido en la casa de un vecino –en barrio Playa Norte en el extremo noreste de la ciudad, casi al filo de la laguna Setúbal–, cuando el chiquito se encontraba en la falda de su madre de 17 años. Al parecer, el dueño de la vivienda sacó un arma de fuego de su cintura, y comenzó a disparar; y uno se esos balazos impactó al chico. El agresor permanece prófugo y es intensamente buscado por efectivos de la Unidad Regional I. Del hecho tomó conocimiento el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Estanislao Giavedoni.

Un ataque demencial
El sábado, alrededor de las 23.50, la joven mamá estaba con su niño en una vivienda ubicada en Río Bamba al 8200, cuando el anfitrión sacó un revólver y disparó en todas las direcciones y sin ningún motivo aparente e hirió al nene.
Los residentes contiguos a la casa en cuestión escucharon las detonaciones, que en apariencia provenían del patio, y los posteriores gritos de desesperación de la chica pidiendo auxilio. Entonces llamaron al 911 reclamando la presencia de uniformados.
El operador envió una ambulancia del Cobem con una médica. Asimismo convocó a varias reparticiones, que al arribar a la zona rodearon inmediatamente el lugar para tratar de ubicar al agresor. Desde la medianoche de ayer y de manera coordinada, las distintas unidades de orden público ejecutaron operativos para tratar de aprehender al prófugo.Se asignó una partida de investigadores para la búsqueda en el extremo noroeste.

El nene fue curado y dado de alta
El chiquito fue atendido en el Hospital de Niños Orlando Alassia. Los médicos lo recibieron en la guardia, e inmediatamente le practicaron curaciones y lo dejaron varias horas internado en observación. Posteriormente, durante la jornada de la víspera fue dado de alta y regresó junto a su madre a su casa.