Policiales
Miércoles 09 de Agosto de 2017

Por la desaparición de Rosalía Jara, allanaron las propiedades de dos policías

Fue esta mañana y se desarrolló en el marco de la investigación que busca establecer el paradero de la joven de 18 años que desapareció el pasado 1 de julio.

Esta mañana agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) del departamento Vera allanaron las viviendas de dos agentes policiales que prestan servicios en la Comisaría 3ª de Fortín Olmos. La inspección a los domicilios se dio en el marco de la pesquisa que busca determinar el paradero de Rosalía Jara, la joven de 18 años que desde el 1 de julio se encuentra desaparecida.

El operativo se desarrolló con las primeras luces del día y tuvo como fin secuestrar documentación, celulares y computadoras que se encontraban en las viviendas de los dos suboficiales: Gustavo Rogelio R. y Javier Alejandro C.

Los mismos se encuentran sospechados desde que se inició la causa que lleva adelante el fiscal de Vera, Martín Gauna Chapero. Fuentes vinculadas al caso revelaron a UNO Santa Fe que la principal hipótesis es que ambos agentes no actuaron como debían apenas se supo de la desaparición de la joven. En tanto, se investiga si tuvieron participación en el hecho.

Tras el allanamiento, ambos agentes quedaron sin sus armas reglamentarias y además fueron pasados a disponibilidad.


Por el momento la causa tiene privado de su libertad al principal acusado por la desaparición de Jara. Se trata de Juan Valdez, quien por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Gonzalo Gon, se encuentra con prisión preventiva sin plazos desde el pasado 23 de julio tras haber sido imputado por el fiscal Gauna Chapero como quien vio por última vez a la joven desparecida.

Otros allanamientos
No solo los domicilios de los suboficiales fueron allanados esta mañana, sino que también los pesquisas de la PDI fueron hasta el Samco de Fortín Olmos y hasta la vivienda de un médico de aquella localidad para determinar si la joven tuvo un paso por el nosocomio.


Embed


La irrupción en el efector público se debe a que una de las líneas investigativas apunta a que la joven se encontraba embarazada por lo que se averigua si se realizó un aborto clandestino.