Policiales
Viernes 11 de Marzo de 2016

Prisión preventiva por violencia de género a imputado

Fue ordenada este viernes por el juez Candioti a pedido del fiscal Giavedoni. Este último consideró que es inaceptable que H. J. S. Y. de 27 años, esté en libertad en consideración a la gravedad de los delitos que le atribuyeron

Durante la víspera, el juez de la Investigación Penal Preparatoria, Gabriel Candioti, accedió al pedido del fiscal del Ministerio Público de la Acusación al dictado de la prisión preventiva a un hombre de 27 años, identificado como H. J. S. Y., imputado y con presunta responsabilidad criminal en gravísimos delitos contra su exmujer. 

Los delitos que le fueron atribuidos en la consideración de la medida solicitada por el fiscal Estanislao Giavedoni fueron los siguientes: abuso sexual con acceso carnal, amenazas coactivas, privación ilegítima de la libertad, incumplimiento de mandato judicial y lesiones leves dolosas agravadas en el marco de violencia de género, ya que la víctima fue su pareja, y además tienen dos hijos en común. 
Consideraciones 
Este viernes, fue celebrada la audiencia de prisión preventiva en los Tribunales santafesinos, adonde se consideró el caso de H. J. S. Y., y la defensa del imputado expuso la solicitud de una medida alternativa a la prisión preventiva, que consistía en la posibilidad de que el tribunal considerara que el imputado quede bajo la guarda de su madre, y que además cumpliría con las restricciones impuestas respecto de la distancia que debería conservar con la víctima. 

En ese punto, terció con vehemencia el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Estanislao Giavedoni, cuando se opuso al pedido de la defensa, arguyendo que: “Era una consideración inaceptable que el imputado esté en libertad, atento al tipo de delitos que les fueron atribuidos en la imputación”. 
 
Argumentos del fiscal
Sin más, y con el propósito de reforzar el criterio esgrimido por la fiscalía, Giavedoni dijo que se trata de abuso sexual con acceso carnal, amenazas coactivas, privación ilegítima de la libertad, lesiones leves dolosas agravadas por darse los extremos de un caso de “violencia de género”, y el manifiesto incumplimiento del mandato judicial de una medida de distancia que había sido impuesta por la Justicia en el marco de la consideración hecha con relación a la víctima, que se trata precisamente de su expareja. 

Entre otras consideraciones, también el fiscal Giavedoni y el juez Candioti, tuvieron en cuenta la situación particular de la víctima directa del imputado, que es su expareja con la que tienen dos hijos en común, además del daño psicológico derivado de la situación mortificante que tuvo que atravesar, pero que también, los familiares de la mujer, su padre y su madre, quedaron incluidos, ya que también para estos existía una medida de distancia. 
 
Consecuencia
En razón de los argumentos expuestos por el fiscal Giavedoni y considerados por el juez Candioti, es que la medida solicitada por la defensa de H. J. S. Y. de 27 años, no fue considerada, y por lo tanto seguirá privado de su libertad, mientras avanza el proceso que lo tiene como imputado con presunta responsabilidad criminal en los delitos imputados. 
 
 
La ocurrencia del suceso
El 3 de marzo, Ayelén V., estaba trabajando en una sanatorio de la ciudad de Santa Fe, y fue sacada por la fuerza por su expareja, un hombre de 27 años, quien tenía una medida de distancia sobre la joven. 
Los padres de la víctima hicieron un pedido de paradero de su hija, y al otro día fue hallada en compañía de un amigo de su expareja, con evidencia de haber sido golpeada. Ella, dijo que al ver a los policías, su expareja estaba con ella, y se escapó corriendo del lugar.
Juan Trento / jtrento@uno.com.ar / De la Redacción de UNO