Policiales
Martes 25 de Agosto de 2015

Salvaron su vida de milagro tras caerse la pared de una pensión

El hospedaje linda con una obra en construcción y está a metros de la Fiscalía Regional del Ministerio Público

Este martes, pasadas las 19.30, la pared medianera de una pensión que está ubicada en Obispo Gelabert entre 9 de Julio y 1º de Mayo, a escasos metros y sobre la misma vereda de la sede de la Fiscalía Regional del Ministerio Público de la Acusación en el macrocentro, cayó sobre el pozo de una obra en construcción ubicada al este del terreno lindero. 
 
La magnitud de la explosión que produjo una pared de ladrillos de 30 centímetros de espesor por una longitud de algo más de 15 metros de largo - y con una altura de entre cuatro y cinco metros que cayó en un hueco de al menos dos metros- generó conmoción entre los habitantes de la pensión y en todo el barrio del centro. 
Elocuente. El frente de la obra en construcción, y el de la vieja casa de al lado en la que funciona la céntrica pensión / Foto: José Busiemi - Uno Santa Fe
 
Testimonios
Diario UNO de Santa Fe mantuvo un extenso diálogo con media docena de pensionados que recién arribados de su trabajo y cuando se disponían a bañarse y a comenzar a preparar la cena se vieron completamente sorprendidos por el suceso, y que todos de forma unánime calificaron sin dudarlo como “el milagro de estar vivos”.
 
Entre otros, en el hospedaje viven Daniel Ortigoza de 43 años, operario de una obra social y que habita la pensión desde hace tres años; Ramón Pascual Núñez de 48, empleado administrativo de la Universidad Católica de Santa Fe, y que vive en el lugar desde hace 11 años; Elicer Ojeda de 19, estudiante de Bioquímica de la UNL desde hace tres meses; Nicolás Ayala de 22 años, empleado de Catastro Provincial, pensionado desde hace dos años, y Walter Daniel Ayala, 49 años, el decano de los pensionados, ya que vive en el lugar hace 15 años.
 
Todos ellos dijeron que regresaron a la pensión luego de terminar con la jornada de trabajo o bien con el cursado en la facultad, y que venían observando en los últimos tiempos que en la pared medianera que está al lado del terreno en el que se comenzó a construir un edificio de propiedad horizontal, había sistemática caída de arenilla desde las paredes hacia el piso. Esta cuestión fue mencionada en reiteradas oportunidades a la persona que les subalquila las habitaciones que componen el inmueble, hasta que este martes, después de las 19, escucharon un estruendo y uno de los pensionistas que estaba en una de las habitaciones se encontró sin el muro lateral medianero y vio las estrellas en el cielo. En ese momento, los gritos y las corridas hacia la calle se sucedieron instantáneamente, y hasta cruzaron la calle para llegar a la vereda de enfrente aterrorizados. 
 
Los vecinos del barrio y los empleados de la Ministerio Público de la Acusación, también abandonaron su puesto de trabajo y el fiscal regional Ricardo Fessia estuvo presente dialogando con los pensionistas y viendo en el estado en el que quedó la pared caída sobre el hueco adonde será construido el futuro edificio. No hubo víctimas ni personas lesionadas, e inmediatamente informaron a la Municipalidad sobre el suceso. 
Patas arriba. El ropero de una de las habitaciones, ahora sin pared, volcado con las prendas de los pensionistas adentro / Foto: José Busiemi - Uno Santa Fe
 
 
Inspección de la Municipalidad
Por último, estuvieron presentes funcionarios del área de Edificaciones Privadas de la Municipalidad de Santa Fe, que ordenaron el completo desalojo preventivo de todos los moradores de la pensión para evitar que ante cualquier caída de mampostería hubiera personas lesionadas.
 
En tanto, la Municipalidad, desde primera hora realizará las verificaciones necesarias en la obra en construcción del edificio de propiedad horizontal para determinar cómo siguen los trabajos y el funcionamiento de la pensión ubicada al lado de la obra. 
Por Juan Trento / jtrento@uno.com.ar