Policiales
Lunes 09 de Enero de 2017

Se entregó un joven buscado por el crimen de su hermano

Fue este lunes a las 13.30, en la Comisaría 10ª de la UR I. Se trata de D.A., de 18 años, y se lo buscaba por un asesinato

Este lunes a las 13.30, un joven de 18 años llegó hasta la Comisaría 10ª, ubicada en Zeballos y Lamadrid, ingresó y se identificó como D.A. Dijo que él sabía que era intensamente buscado desde la noche de la víspera por tratarse del presunto autor con responsabilidad criminal en el asesinato de su hermano Héctor Andersen, de 36 años. Los policías del tercio de guardia de esa unidad de Orden Público comunicaron inmediatamente la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con sus pares de la Policía de Investigaciones (PDI) y a la fiscala de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro.

Cerco policial
El domingo, a las 22.30, cuando llegaron patrulleros de la Comisaría 10ª, de la 5ª Inspectoría Zonal (Orden Público), del Comando Radioeléctrico y del Cuerpo Guardia de Infantería (Cuerpos), además de los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI), hasta la vivienda ubicada en Estanislao Zeballos al 5400, de barrio Sarmiento de esta capital, se anoticiaron de que el presunto autor de la grave herida sufrida por Héctor Andersen, de 36 años, sería su hermano de 18.
Familiares y amigos de la víctima coincidieron en afirmar ante los policías capitalinos y de la PDI, que hubo un discusión y que el hermano de 18 años fue el que agredió a Héctor con un arma blanca y le produjo heridas punzocortantes en hombro, tórax y antebrazo izquierdo.
Los vecinos de barrio Sarmiento, a su turno, relataron que luego de escuchar los gritos desgarradores provenientes de la vivienda de Estanislao Zeballos al 5400, vieron salir corriendo al hermano del hombre, al que identificaron con nombre y apellido. Mientras una ambulancia trasladaba al malherido con sirenas y con balizas rumbo al hospital Cullen, policías de varias dependencias buscaban al hermano menor de la víctima en los barrios del extremo noroeste de esta ciudad, aunque no pudieron localizarlo en ninguna de las viviendas en las que estimaron familiares y vecinos que pudo buscar refugio.
Embed

Andersen murió en el quirófano
La ambulancia, con sirenas y con balizas encendidas, trasladó a Héctor Andersen al hospital José María Cullen, y allí los médicos de la Emergentología atendieron a la víctima en el shockroom para pacientes en estado crítico. Por la gravedad del cuadro que presentaba y la cantidad de sangre perdida, decidieron operarlo de urgencia en el quirófano central, adonde falleció el lunes cinco minutos después de la medianoche.

Agresor convertido en homicida
La noticia sobre el fallecimiento de Andersen en el quirófano del hospital, convirtió a la víctima de la agresión en la primera víctima de un homicidio en 2017 en esta ciudad.
Los agentes de la Policía Científica que realizaban los peritajes criminalísticos por la agresión, ahora pasaron a concretarla bajo la escena de un asesinato.

Sin salida
Desde la medianoche hasta las primeras horas de la tarde del lunes, decenas de policías buscaron a D.A., de 18 años. Pero el muchacho no pudo ser hallado, aunque a las 13.30 llegó solo a la Comisaría 10ª, se identificó y dijo que sabía que su hermano había muerto y que a él lo estaban buscando.
Inmediatamente, quedó detenido y fue puesto a disposición de la fiscala de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro.