Policiales
Viernes 08 de Enero de 2016

Sigue la búsqueda de los prófugos, pero sin resultados positivos

Intentan dar con los hermanos Martín y Cristian Lanatta y con Víctor Schillaci. Más de 500 gendarmes se encuentran abocados a los operativos. Se realizan controles auto por auto en la ruta nacional 19 y en varias rutas provinciales.

En el 12º día de la búsqueda de los prófugos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci en el país, los operativos siguen siendo negativos. Desde ayer por la mañana los buscan en la zona rural de Santa Fe, tras un enfrentamiento armado entre los prófugos y Gendarmería donde dos uniformados resultaron heridos.  Durante la noche, más de 500 gendarmes continuaron con los rastrillajes en el área rural comprendido entre las localidades de San Agustín, Matilde y San Carlos.
En la mañana de hoy, los operativos se ampliaron con allanamientos en Coronda y controles auto por auto, tanto en la ruta nacional 19, que une las ciudades de Santo Tomé con Córdoba, y varias rutas provinciales; lo que produjo demoras y reclamos por parte de los automovilistas. 
•LEER MÁS: Hallaron una camioneta abandonada e investigan si fue usada por los prófugos
•LEER MÁS: Fallas de Gendarmería frustran la captura de los Lanatta y Schillaci
 •LEER MÁS: Por los prófugos, allanaron en Coronda la casa de Luis Zacarías


Una hipótesis que manejan los investigadores es que los prófugos no habrían podido hacerse de otro vehículo y podrían estar en alguna tapera o escondidos en algunos maizales que superan una altura de un metro y medio.
•LEER MÁS: Un raid con enfrentamientos, heridos y un final incierto
El presidente Comunal de San Carlos Norte, Carlos Chavarini, afirmó hoy que los prófugos del triple crimen de General Rodríguez, que eran buscados en los alrededores de esa zona rural, “aparentemente están refugiados en una circunferencia de 40 kilómetros a la redonda”.
Chavarini también describió que en el área por donde supuestamente se mueven los hermanos Martín y Cristin Lanatta y Víctor Schillaci “hay muchas taperas, muchas cañadas y el maíz está muy alto, y eso los ayuda a esconderse”.