Policiales
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Sospechan que la madre habría entregado su hija al preso violador

El acusado está purgando una pena por varias violaciones y ahora investigan si abusó a la pequeña de 11 años. Trasladaron al condenado a la cárcel de Federal.

La Fiscal Fernanda Ruffatti tiene elementos de prueba en una investigación que lleva adelante desde hace varios días y por la cuál reunió información que corroboraría que un preso condenado por abusos sexuales, sería el autor de las violaciones de una nena de 11 años, hija de la pareja que lo iba a visitar al penal de Paraná.
El revuelo en el penal y en tribunales fue grande por el tenor de la noticia y por los involucrados. Estamos hablando de un hombre 40 años quién hace cuatro años atrás fue condenado por tres violaciones. El modus operandi era el siguiente: el autor, remisero, reducía a las pasajeras y las violaba. Hubo casos acá en Paraná y en Catamarca. Por ello fue condenado a 16 años de cárcel.
Embed

La otra pata de esta historia es la madre de tres criaturas: dos nenas de 11 y 7 años y un pequeño de 4, todos hijos de un hombre hoy condenado a 20 años de cárcel por el delito de homicidio.

La mujer se distanció de su pareja y se acercó sentimentalmente al otro condenado.

En lo que se refiere a la investigación judicial, se informó a UNO desde la Fiscalía de Violencia de Género, que la abuela de los niños radicó la denuncia por tener sospechas que una o dos, fueron violadas por la nueva pareja de la madre.
Embed

Rápidamente se realizaron procedimientos y se incautaron celulares y otros elementos de interés para la causa, en tanto que el Copnaf intervino apartando de la madre a las tres criaturas y poniéndolas transitoriamente a cargo de los abuelos.

En el proceso de investigación la fiscal Ruffatti descubrió llamativos mensajes de textos entre el preso condenado y su pareja, literalmente se pudo leer que la mujer "entregaría" a su hija de 11 años en las visitas semanales de familiares al penal. Esto llevó a su vez un nuevo reclamo al Servicio Penitenciario por el uso sin autorización de celulares por parte de los presos.

De inmediato la fiscal tomó varias medidas, el remisero condenado, por intervención del Juzgado de Ejecución de Penas, fue derivado al penal de Federal, no solo por el hecho en sí, sino también porque el padre de las tres criaturas, también interno de la cárcel de Paraná, habría intentado hacer justicia por mano propia.

Al mismo tiempo, desde la fiscalía se la increpó a la madre y por las evasivas, dudas y contradicciones fue llevada directamente a la cárcel de mujeres de Paraná, acusada de haber colaborado y ayudado a su pareja para, que nada más y nada menos, pudiera abusar de su propia hija en el interior de la celda.

Los tres niños tendrán entrevistas en la Cámara Gesell para tener más certeza sobre estas macabras situaciones.
Fuente: Uno Entre Ríos