Policiales
Martes 04 de Octubre de 2016

Su padre murió en un incendio el sábado y los hijos necesitan ayuda

Leonardo "Chichín" Flores falleció en su casa de Barranquitas a causa de un foco ígneo. Ahora los familiares cuidan lo poco que les dejó el siniestro

Encerrados en su vivienda se encuentran los familiares de Leonardo David Flores, un hombre de 40 años que el último sábado en horas de la tarde perdió la vida a causa de un fuerte incendio que arrasó con la vivienda. Tres días después de aquel suceso, varios de sus hijos permanecen allí adentro con miedo a que delincuentes ingresen y les roben lo poco que les quedó.

Descalzos, angustiados y con un cúmulo de sentimientos por el triste desenlace del sábado, los hijos del fallecido piden encarecidamente colaboración a la sociedad santafesina. "Necesitan camas, colchones, cobijas, todo eso ya que no tienen nada", contó a Diario UNO, Susana Ramírez, una allegada a la familia que en la mañana de este martes se encontraba en el domicilio dando su apoyo.

Embed

La muerte de "Chichín", como se lo conocía en el barrio, dejó perplejos a todos en Barranquitas Oeste. El hombre era empleado municipal y desarrollaba tareas de mantenimiento en la zona del Parque Federal.

Sus familiares aseguran no saber qué pasó aquella tarde trágica del 1 de octubre en la vivienda de Pedro Zenteno 4268 en su esquina con Gaboto. De igual manera, indicaron que en la tarde previa al suceso, Flores se dirigió a la casa de un pariente para almorzar. En su vuelta, quedó dormido y por causas que no fueron establecidas, se desató un fuerte incendio que se cobró su vida ya que su cuerpo quedó calcinado y asfixiado, a causa del humo y el fuego que invadió todo el interior de la finca.
Chichin1
Inhabitable. En la vivienda está todo quemado.
Inhabitable. En la vivienda está todo quemado.

La tardanza, lo más señalado

Tres días después de haber pasado el triste episodio, los familiares y allegados del muerto denuncian que el incendio podría haberse sofocado de inmediato si el Cuerpo de Bomberos, supuestamente, hubiera tardado menos en su arribo al lugar. Cabe recordar que los vecinos de la zona fueron quienes vieron el inicio del incendio y a través de baldes con agua proveniente de la cuneta buscaron sofocar las leguas de fuego que se expandían por el interior de la casa.

El resultado fue la pérdida casi total de las pertenencias de la vivienda y el fallecimiento de Flores, el cual solo dejó un mero recuerdo para que sus hijos no lo olviden: una foto en su teléfono celular.