Policiales
Sábado 05 de Marzo de 2016

Testigo afirmó que vio cómo violaban y torturaban a nena de 11 años asesinada

Sucedió en Quilmes durante el 2013.

Un testigo que declaró en el juicio oral que se realiza por el crimen de Yanela Medina, una nena de 11 años que fue violada, torturada y arrojada en una bolsa de basura a un arroyo en la localidad bonaerense de Berazategui, afirmó que presenció el ataque a la niña, pero que no pudo defenderla porque estaba amenazado. El debate comenzó esta semana en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Quilmes y en sólo dos jornadas los testimonios complicaron a los hermanos Leandro y Augusto Gracetti y a un amigo de ellos, Gianfranco Velázquez, todos de 21 años, ya que además otros dos testigos los ubicaron en el lugar del crimen, dijeron a Télam fuentes judiciales. 
Los tres llegaron al juicio acusados por la fiscal María de los Angeles Attarián Mena de "abuso sexual calificado por ser cometido por dos o más personas en concurso con homicidio criminis causa", por lo que en caso de ser hallados culpables recibirán pena de prisión perpetua. 
El testigo más relevante fue Diego Armando Maddalena (23), quien declaró luego de que a los imputados los llevaran al fondo de la sala para que no se sintiera intimidado. 
Tras manifestar que sentía "mucho miedo", el joven dijo que conocía a los acusados de la estación de Florencio Varela porque "paraban ahí, estaban en situación de calle" y que el día que Yanela desapareció, el 24 de febrero de 2013, lo invitaron a ir al río en Quilmes. Cuando llegaron al lugar, cerca del club "El Pejerrey", afirmó que Yanela estaba con otra chica pero que ésta se fue y la nena de 11 años "se quedó con Maxi, David y Leo", nombres con los que él conocía a los jóvenes ahora juzgados. 
"En un momento la patearon en la panza y en la cabeza, pedía ayuda, pero yo no pude hacer nada, yo estaba desesperado llorando porque me gritaban ''dale cagón, sumate''", aseguró Maddalena. Según el testigo, "los tres la violaron" y luego "Leo" le introdujo un palo por la vagina, "mientras los otros dos la tenían por los brazos y le tapaban la boca". "Después la hicieron un bollito. Yo lloraba desesperado y Leo me dijo que si contaba, me hacía lo mismo que a la nena", relató el joven, que dijo que después de esa situación salió corriendo del lugar y tomó un colectivo. 
El testigo señaló que "la piba entregó a Yanela", en alusión a otra testigo que declaró después en el debate. Maddalena estuvo una semana detenido porque se sospechaba de su participación en el hecho, pero finalmente no quedó imputado de ningún delito. La declaración del joven fue tan cruda que una mujer familiar de los hermanos Graceti se desmayó y el testigo terminó siendo insultado y acusado a los gritos que él había sido el violador. 
En el debate también declaró Ema Cuba (19), mencionada por Maddalena, que en un testimonio muy controvertido contó que esa época se había ido de su casa y conoció a los ahora imputados también en la estación de Varela. La chica refirió también haber estado en el río ese día, pero aclaró que al llegar con otros amigos, Yanela ya estaba allí y los ahora juzgados se fueron con ella. Sostuvo que vio a los jóvenes solos y que cuando les preguntó por Yanela, Maxi la amenazó: "No digas nada porque te va a pasar lo mismo". 
Aseguró también el mismo día ese joven "hizo como un rito y decía que era un sacrificio a San La Muerte". La testigo aseguró que para la época del crimen "todos consumían drogas", pero que ella se internó en un instituto por el miedo que tenía y para recuperarse. 
Las defensoras oficiales de los acusados, Soledad López (por los hermanos) y Gilda Mantas por Velázquez, la atacaron durante todo el testimonio, ya que consideraban que la chica tenía más para decir y no lo hizo. También declaró Miguel Angel Alvarez (18), cuñado de "Leo" Graceti, que contó que cuando ese día estaba en el río, apareció Yanela y David, Maxi y otro chico al que identificó como Facundo "la llevaron a una casa destruida con pastos altos ahí cerca". 
Dijo que después los vio regresar sin la nena, a la que identificó en una foto que le mostraron, y señaló que la había visto tres o cuatro veces en Varela. Alvarez se encargó de remarcar que "Leo no estuvo en el rio", en clara protección a su cuñado. 
La nena fue vista por última vez el 24 de febrero de 2013, cuando salió de su casa del barrio Santa Marí­a, en Berazategui, para llevarle a una vecina un pedido de cosméticos que le habí­an hecho a su mamá. Como no regresaba, su madre salió a buscarla y cuando estableció que la niña nunca habí­a llegado a la casa, realizó la denuncia policial, ya que según la familia la nena nunca estaba sola en la calle. 
El 2 de marzo, el cadáver de Yanela fue encontrada en un arroyo, atado con alambres y en una bolsa de consorcio, en avanzado estado de descomposición. El debate, a cargo de las juezas Marcela Etchemendi, Silvia Vissio y Florencia Butiérrez, se reanudará el martes con los alegatos de las partes.

Télam