Policiales
Viernes 22 de Julio de 2016

Un botín millonario detrás de las dobles titularidades de terrenos

El lunes se define qué fiscal investigará la maniobra de venta fraudulenta de campos en la que habrían participado empleados públicos. Creen que hay un trasfondo de lavado de dinero

La denuncia penal que realizó la provincia esta semana, por una maniobra de falsa venta de terrenos en la que podría haber involucrados empleados de la administración pública, tendría un móvil millonario.
Es que solo el campo que está incluido en la presentación, que formalizó el martes pasado el secretario de Justicia, Javier Prono, –junto con el director provincial del Registro general de la Propiedad, Matías Figueroa–, situado en Desvío Arijón está valuado en 320 mil dólares. Pero se cree que la estafa, incluyó por lo menos otros 20 terrenos ubicados en Sauce Viejo por lo que el botín ascendería a cifras millonarias.
La maniobra consistía en ubicar muebles mostrencos (sin dueños conocidos, o que no registraban movimientos ni actualizaciones impositivas, lo que hacía presumir que habían sido abandonados por sus dueños) y agregarles otro nombre como titular. Así, los nuevos propietarios quedaban habilitados para vender.

Otros tres dueños
El fraude les funcionó durante varios años, hasta que cometieron el error de elegir un terreno cuyo propietario se estaba poniendo en regla para poder venderlo. Fue en el mes de mayo pasado, cuando el dueño fue al Registro de la Propiedad a pedir papeles de su campo, de 16 hectáreas, y lo notificaron de que tenía una titularidad melliza: tres personas lo habían comprado en el año 2012 por 300 mil pesos.
El abogado del damnificado entonces pidió explicaciones en el Registro de la Propiedad y así comenzó la investigación interna que tiene a varios empleados trasladados a otras dependencias del Estado para que no puedan acceder a información sensible mientras avanza la pesquisa.
La denuncia ya ingresó al Ministerio Público de la Acusación, pero recién el lunes, al término de la feria judicial, se le va asignar un fiscal para que se haga cargo de la investigación. A partir de ahí,se va a poder determinar si esa carpeta judicial se unifica o no con el expediente que tiene el juez de instrucción penal Darío Sánchez, en el sistema de conclusión de causas, que desde 2013 investiga la denuncia contra escribanos locales por las misma maniobras.

El empleado infiel
Concretamente, la causa hoy no tiene imputados, pero sí varias personas bajo sospecha. Uno de ellos es un empleado de Catastro de Santa Fe que está muy comprometido. Él prestaba funciones tanto en Catastro como en el Registro de la Propiedad, hasta que en 2013 ya no se le permitió más el ingreso a esta última dependencia. Ahora, la investigación avanza con peritajes caligráficos que dieron resultado positivo sobre la falsificación de documentos, por lo que al menos uno de los autores materiales de la maniobra estaría identificado. A la fiscalía, entonces, le restaría determinar si la maniobra la hizo en connivencia con escribanos particulares.

Los delitos que se configuran
"En total, son unos 20 inmuebles los que habrían sido objetos del fraude, en los que siempre están involucrados los mismos nombres. En algún lado, todo ese dinero de las ventas está. Por eso estamos investigando si no se configuró también el delito de lavado de activos, si hubo enriquecimiento ilícito y asociación ilícita entre empleados del Estado y particulares", informó una fuente del caso.
En la presentación que realizaron los funcionarios ante la fiscalía describieron que, a priori, los delitos que se configuraron son "la falsificación material e ideológica de instrumentos públicos (incluso privados por verificarse, por ejemplo, la redacción de boletos apócrifos), la no aplicación de leyes o la omisión funcional de actos de oficio de funcionarios, el fraude o ardid (al menos en la modalidad oblicua en triángulo) para engañar a terceros y el probable lavado de las ganancias obtenidas ilícitamente".

Sumariados
Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, confirmó a Diario UNO que ya se realizaron sumarios administrativos y pronosticó que podría haber más empleados investigados: "Esta es una maniobra que comenzó muchos años atrás y creemos que a medida que avancemos con la modernización y digitalización tanto del Registro de la Propiedad y de Catastro, este tipo de maniobras van a ser más fáciles de detectar".
Y agregó: "Nosotros profundizamos las investigaciones y auditorías a partir de una denuncia que viene de la gestión anterior. Encontramos inmuebles con doble titularidad. Con los elementos recabados se ampliaron las denuncias. Detectamos maniobras que solo se pueden haber hecho con connivencia de empleados del organismo de Catastro y registro de la propiedad. Nosotros no vamos a tolerar estas irregularidades".