Policiales
Martes 29 de Marzo de 2016

Un fiscal de homicidios se irá de la Fiscalía de Santa Fe a Rufino

Se trata de Pablo Busaniche, quien deberá volver a la Unidad Fiscal de la ciudad del sur provincial ya que su cargo fue concursado allí. La partida del funcionario judicial se da en un momento donde la ciudad se desangra con 40 homicidios

 
En la jornada de ayer se dio a conocer que uno de los fiscales de la Unidad de Homicidios con sede en la capital provincial, Pablo Busaniche, será trasladado hacia la Fiscalía de Rufino, en el sur de la provincia. 
La medida fue dispuesta por la Corte Suprema de Justicia de la Provincia quien resolvió dicho traslado del funcionario judicial. 
La medida causó sorpresa en la Fiscalía de la ciudad de Santa Fe, ya que el área cuenta solamente con dos fiscales destinados a homicidios dolosos: el mismo Busaniche y la doctora Cristina Ferraro. No obstante ello, el fiscal regional, Jorge Nessier, también está en el área pero se encuentra a cargo, a nivel global, de toda la Unidad Fiscal La Capital. 
Según pudo averiguar Diario UNO, la medida dispuesta por la Corte surgió debido a que el fiscal Busaniche había concursado para el cargo en la localidad de Rufino cuando se creó el nuevo sistema procesal. Fue así que el funcionario judicial estuvo en la Unidad Fiscal de Venado Tuerto, pero en el 2015 fue trasladado hacia la ciudad de Santa Fe. De todas maneras, la situación será analizada por el fiscal general, Julio De Olazábal.  
Momento inoportuno
La partida de Busaniche de la Fiscalía local, se da en el momento más duro para el departamento La Capital, debido a que la escalada de homicidios trepa en la actualidad a 40, un asesinato cada 53 horas. 
En este sentido, la mira está puesta en que si el 2016 cerrará con números similares a los del 2014, el año récord en muertes que culminó con 153. 
Vale recordar que durante el último viernes, tres personas fueron asesinadas con armas de fuego en una misma cuadra en un lapso de dos horas, en el barrio Cabal. A ello se le sumó otra muerte más el día domingo, cuando en barrio Santa Rosa de Lima fue ejecutado de siete disparos un joven de 18 años.