Policiales
Lunes 01 de Agosto de 2016

Un imputado puso dudas en torno a un acta de detención

Se trata de un aprehendido a quien el viernes la policía le secuestró una 9 mm perteneciente a un suboficial de la Policía de Acción Táctica, con quien había tomado unas cervezas. Dijo que fue el efectivo quien realizó los disparos

El caso de dos hombres que fueron detenidos por tener en su poder un arma 9 mm perteneciente a un suboficial de la Policía de Acción Táctica de Rosario generó este lunes un manto de dudas en una nueva audiencia realizada en la Sala 2 de los tribunales santafesinos. Es que uno de los acusados de tener en su poder el arma en la madrugada del viernes –y que fue detenido por agentes de la Subcomisaría Nº 12 y del Comando Radioeléctrico– rompió el silencio y decidió contarle al juez Héctor Candioti su versión de los hechos.
En su relato, Alcides C. explicó que en la noche que se dio la detención se encontraba en el domicilio de un viejo amigo junto con el suboficial de la PAT –N.M.L., de 25–. Dijo conocer al efectivo policial pero que nunca mantuvo una relación de amistad con el mismo. A su vez, explicó que la detención fue irregular y que el arma se la colocó el personal policial que realizó el procedimiento luego de que los vecinos del lugar denuncien una serie de detonaciones en el barrio Los Troncos en el norte de la ciudad. Según el detenido, aquella noche del viernes, el suboficial se encontraba alcoholizado y comenzó a disparar con su arma reglamentaria hacia el cielo, por lo que los presentes buscaron quitársela.
Por otro lado, el acusado indicó que cuando estaba alojado en el calabozo luego de la detención, el suboficial de la PAT se dirigió hacia la dependencia y dijo que los dos detenidos eran inocentes y que él debía estar en lugar de ellos, a lo que un efectivo habría contestado que "si estaba loco, si quería perder su trabajo".
Embed

Tras la declaración, el abogado particular del imputado, Néstor Pereyra, señaló: "Con dichos muy verosímiles está afirmando que las cosas habrían ocurrido de una forma totalmente distinta a como quedó plasmada en el acta de procedimiento".
"Mi representado dijo que a él se le está haciendo atribución de un hecho en función de lo que dice el acta de procedimiento elaborada por el personal policial del Comando", agregó el letrado en diálogo con Diario UNO.
No obstante ello, criticó a la prensa por la cobertura de la audiencia imputativa realizada el sábado. "Hubo una publicación que de algún modo perjudica el buen nombre y el honor de estas personas que quedan sindicadas como delincuentes, cuando ninguno de los dos tienen antecedentes penales", explicó Pereyra.

Pedirá la prisión preventiva

El fiscal de la causa, Carlos Lacuadra, durante la audiencia de este lunes amplió la imputación contra uno de los detenidos y le atribuyó –además de portación de arma de guerra– el delito de hurto, tras haber sido sindicado como quien le sustrajo el arma al efectivo de la Policía de Acción Táctica que presta servicios en Rosario. De todas maneras, indicó en rueda de prensa, que fueron citadas para declarar personas testigos del hecho.
En cuanto a la declaración del imputado y su versión de los hechos, Lacuadra sostuvo que "va a ser tenida en cuenta porque no solamente aportó una versión diferente sino que también es contradictoria con la versión de los policías que participaron en el operativo y además aportó nombres de personas que estaban en el lugar y que teóricamente vieron las circunstancias".

Pero, de todas formas, avaló una de las evidencias recolectadas y suministradas por el personal policial que actuó al momento de la detención. "Las circunstancias de la detención y las pruebas con las que cuenta la Fiscalía, el dermotest que se hizo a los dos imputados y otras pruebas más, dan plena fe de que el acta de procedimiento es válida y que en el contexto que se dio es verídico", dijo el fiscal del MPA. "Las pruebas científicas demuestran que el arma fue manipulada por el imputado", explicó Lacuadra en torno al dermotest efectuado por la policía, el cual arrojó resultados positivos en sus dos manos.

Por último, aclaró que para este miércoles solicitará la prisión preventiva. "Yo utilizaré todos mis elementos para solicitar la medida cautelar. Él volverá a declarar si quiere. Está en la parte de la defensa presentar alguna testimonial para que pueda dar curso a la veracidad de lo que dijo el imputado, que por ahora es solamente su versión sin ninguna prueba a favor de él", sentenció el fiscal de la causa.