Policiales
Lunes 27 de Julio de 2015

Un joyero enloqueció y prendió fuego el puesto de un mantero haitiano que estaba a metros de su local

El dueño de una joyería prendió fuego el puesto de un mantero haitiano, luego de descubrir que había comenzado a vender y arreglar relojes en Liniers. Tras inútiles negociaciones para que el vendedor callejero desistiera de su actividad, el hombre enloqueció y le prendió fuego al puesto.
La víctima se llama Jean Pablo Pito, tiene 41 años y sufrió, además de la pérdida de toda su mercadería, un brutal ataque por parte del joyero de 65 años, Juan Carlos Tempone. Los planteos del empresario comenzaron después de detectar que, además de indumentaria, el extranjero había comenzado a comercializar relojes, actividad que consideró perjudicial para su comercio.
Las autoridades de la Comisaría 42ª acudieron al lugar tras el llamado de un vecino de la zona, pero las importantes llamas ya habían sido extinguidas por transeúntes.