Policiales
Viernes 07 de Agosto de 2015

Un juez dictó la liberación de dos de los acusados por la muerte de Chiara Pérez

La resolución fue dictada por el presidente de la Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto, Fernando Vidal, para quien las pruebas que hay "sólo permiten efectuar una hipótesis de sospecha" 

Carolina G. (34 años) y Carlos C. (43 años), madre y padrastro del chico imputado en el homicidio de Chiara Páez en Rufino, serán liberados tras la resolución dictada por el Presidente de la Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto, Fernando Vidal. 
 
En la audiencia de apelación, cuya resolución se conoció hoy, el magistrado revocó la resolución del 10 de junio pasado por la cual el juez Eduardo Bianchini resolviera imponer la prisión preventiva de ambos adultos, que ya estaban detenidos. 
 
Ambos permanecían con prisión preventiva desde el 9 de junio último, luego que en audiencia pública el juez de primera instancia, Eduardo Bianchini les impusiera la prisión preventiva a ambos por ser considerados por la fiscalía como coautores del homicidio de la adolescente en el marco de una práctica abortiva.
 
El cuerpo de Chiara, de 14 años, fue hallado el lunes 11 de mayo, un día después de que sus familiares denunciaran su desaparición, enterrado en el patio de la casa donde vivía su novio, de 16 años, junto a su madre, su padrastro y sus abuelos.
 
En la Resolución N° 60 del 10 de junio pasado dictada por Eduardo Bianchini se había resuelto imponer la prisión preventiva a ambos. En cambio, hoy se ordenó la inmediata libertad de los acusados previa constitución de domicilio, más allá de que el Ministerio Público de la Acusación puede continuar investigando el hecho.
 
Luego de ese hecho la defensa de los imputados presentó un recurso de apelación de la prisión preventiva que en primera instancia fue denegada y luego insistieron con un planteo de inconstitucionalidad respecto a dicha denegación de la apelación y hoy finalmente fue la de otorgar la libertad.
 
En su resolución, Vidal entiende que “conforme a todo lo manifestado no puede descartarse que Carlos C. y Carolina G. hayan participado en el homicidio, pero las pruebas existentes sólo permiten efectuar una hipótesis de sospecha, pero no alcanzan para arribar al grado de probabilidad que requiere el 1er inciso del artículo 219 del Código Procesal Penal. Por lo tanto, debe revocarse la resolución impugnada y en su lugar ordenar la inmediata libertad de los acusados previa constitución de domicilio, más allá de que la Fiscalía puede continuar investigando el hecho”.