Policiales
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Un prefecto jubilado asesinó a su sobrino y a dos mujeres que lo cuidaban

De las primeras averiguaciones surge que el ataque fue promovido por razones de "índole económica".

Un jubilado de 94 años retirado de Prefectura Naval Argentina mató a su sobrino y a las dos mujeres que lo cuidaban.
Según los datos que se pudieron conocer hasta el momento, a la llegada de la policía a Tres de Febrero 3882, en Caseros, se encontraron con Antonio Pignotti, de 94 años, quien tenía en su poder una pistola calibre 22.
Al ingresar a la casa los uniformados se encontraron con el cuerpo sin vida de Hubert B., de 60 años, sobrino del exprefecto, quien se encontraba tendido en el piso con una herida de bala en la espalda.
Además, había en el interior de la vivienda dos mujeres, quienes a pesar de que también presentaban heridas de arma de fuego, a la llegada de las fuerzas de seguridad estaban todavía con vida.
Las otras dos víctimas resultaron ser dos mujeres, madre e hija, que se encargaban de cuidar al presunto homicida.
Las dos mujeres fueron encontradas por la Policía gravemente heridas y trasladadas de urgencia al Hospital Carillo, donde ambas fallecieron como consecuencia de las heridas de bala recibidas.
La mayor de las mujeres, Ana L., de 84 años, presentaba un impacto en la cabeza y su hija, Miriam S., de 50 años, uno en el pecho.
Fuentes policiales precisaron que tras las averiguaciones practicadas se pudo establecer que el imputado, por razones de índole económica, se habría visto perjudicado por las victimas y por eso decidió disparar contra ellas con un arma de fuego.
"Estoy cansado que me roben", habría dicho el acusado cuando llegó la Policía.
Otra testimonio dio cuenta de que el hombre le habría dado plata a su sobrino para que construyera una vivienda y ésta nunca se hizo.