Policiales
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Una denuncia que destapó un caso de explotación sexual

El hecho se dio a conocer el domingo luego de que una mujer denunciara una golpiza por parte de su pareja. El acusado, de 28 años, fue imputado este martes.

Un caso de explotación sexual que se tramita en los tribunales santafesinos develó, nuevamente, cómo funciona la prostitución en la capital provincial y el calvario que viven muchas mujeres obligadas a hacerlo.

La investigación surgió luego de que una mujer denuncie el pasado domingo que su pareja la golpeó en varias partes de su cuerpo luego de negarse a prostituirse en inmediaciones de la terminal de ómnibus.

Al respecto, la fiscala a cargo del caso, Gabriela Arri, ordenó la detención del sujeto el día que se realizó la denuncia. El mismo, identificado como Rafael U. (28), permanece detenido a la espera del tratamiento de la medida cautelar de prisión preventiva, la cual se debatirá hoy, donde se buscará que el hombre quede tras las rejas al existir ciertos riesgos procesales, entre ellos el de entorpecimiento probatorio.

Vieron cómo actuaba
La pesquisa llevada a cabo en Fiscalía y en la Agencia de Trata de Personas, detectó que el sujeto imputado explotaba sexualmente a quien era su pareja, una mujer de 31 años oriunda de barrio Yapeyú. Según se informó, el hombre trasladaba a la muchacha de manera diaria hasta la esquina de Belgrano y Eva Perón, en la zona de la terminal de ómnibus.

Allí la joven debía "trabajar" por unas horas y luego era buscada por Rafael U. en un Ford Escort rojo. A bordo del coche, el sujeto le exigía que le entregue la recaudación del día para luego llevarla hasta su domicilio de Chubut al 5400 en el norte de la ciudad.

Fuentes del caso, revelaron a Diario UNO que la mujer había ejercido la prostitución años atrás, pero luego dejó de realizar dicha actividad para cambiar de vida. Ello se vio opacado luego de conocer al imputado, quien al poco tiempo la habría obligado a prostituirse nuevamente.

Golpes, detención e imputación
La situación llegó a su punto límite el pasado domingo, cuando la mujer denunció en la Subcomisaría 3ª de Las Flores que fue objeto de un violento castigo físico y hostigamiento de parte de quien sería su pareja. A raíz de ello, tomó intervención la Fiscalía de Género, a cargo de los fiscales Arri y Sergio Alvira.

Dos días después y luego de reunir una serie de pruebas en torno al caso, Rafael U. fue imputado por la fiscala Arri ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, por los delitos de "explotación económica, facilitamiento de la prostitución, amenazas y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego".

Para acreditar que fue el hombre quien se encargó de explotar sexualmente a la mujer, la Fiscalía contó con tres testimoniales que sindicaron al acusado como el autor de los hechos.

A su vez, la prueba que mayormente lo comprometió –y compromete– es una grabación de la central del 911 que registra cómo el imputado, a bordo del Ford Escort rojo, trasladaba y buscaba a la mujer a la parada de Belgrano y Eva Perón.

Un antecedente cercano
El caso develó nuevamente el trasfondo de muchas mujeres que son obligadas a prostituirse en la zona del centro santafesino. En este sentido, vale recordar un antecedente no muy lejano por un hecho de similares características. Se trata de la sentencia de Elvio "Chafa" Suárez, quien fue condenado a 15 años de prisión efectiva por promoción y facilitamiento de la prostitución.

El mismo fue encontrado culpable luego de que se comprobara que su pareja –quien era menor de edad– era obligada, bajo amenazas, a prostituirse en el centro santafesino en reiteradas oportunidades.