Policiales
Miércoles 14 de Junio de 2017

Violencia machista: por tercera vez condenaron a Ignacio De Iriondo, ahora por amenazas

El hombre, que fue sentenciado por haber causado grandes daños a los domicilios de sus exparejas, volvió a ser condenado en un juicio abreviado por haber amenazado a una nueva chica con la que mantuvo una relación sentimental.

Por tercera vez, un hombre de 40 años fue condenado en los tribunales santafesinos. Se trata de Ignacio De Iriondo, quien a principios de este mes acordó una pena de un año en prisión efectiva luego de amenazar en reiteradas oportunidades a una chica con la que mantuvo una relación sentimental.

La sentencia, dictada el pasado 2 de junio, estuvo a cargo del juez de Primera Instancia Héctor Candioti, quien homologó el acuerdo sellado entre el fiscal del caso, Sergio Alvira, y el defensor oficial del imputado, Rodolfo Mingarini. El magistrado además lo declaró reincidente, ya que sobre el mismo pesa una condena previa del 2011 por haber incendiado la vivienda de la madre de su hija y otra del 2015 por daños al consultorio de su expareja. Esta última fue revocada en la Cámara de Apelaciones el año pasado.


Con esta sentencia, De Iriondo deberá permanecer un año más en la prisión, lugar que había dejado en diciembre del año pasado, pero al que regresó inmediatamente el mismo mes, luego de haber intentado ingresar al domicilio de su expareja.

Otra nueva víctima

La flamante condena que pesa sobre De Iriondo surgió luego de que su exnovia lo denuncie en el Centro Territorial de Denuncias el pasado 22 de diciembre. Esa denuncia fue abordada en ese entonces por la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Mariela Jiménez, quien ordenó, ante el historial de conflictos con la ley que supo tener, que De Iriondo sea capturado nuevamente.

En tribunales, la fiscal Jiménez lo imputó por "amenazas reiteradas" y "tentativa de violación de domicilio" –en una vivienda de la zona centro– y solicitó que el imputado vuelva a prisión. La jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Susana Luna, dictaminó a favor de Jiménez y ordenó que De Iriondo sea alojado en un establecimiento penitenciario.

Meses después, las partes optaron por ir a un juicio abreviado por lo que el imputado fue condenado a un año de prisión efectiva. En tanto, se lo declaró reincidente por su anterior condena del 2011.

Los antecedentes

El historial de conflictos con la ley que pesa sobre De Iriondo tuvo su génesis en 2011, cuando terminó siendo condenado por un tribunal a seis años de cárcel efectiva tras incendiar la vivienda en la que vivía su expareja con su hija.

Aquella condena tuvo el plazo de vencimiento en diciembre del 2016, pero al cumplir con los dos tercios de pena obtuvo el beneficio de la libertad condicional en febrero del 2014. Ese beneficio vino acompañado de una relación con una profesional que iba a visitarlo a la cárcel. Pero la historia se volvió a repetir.

Es que en noviembre de ese año, su expareja lo denunció por distintas amenazas y daños sufridos –entre el 10 y el 15 de ese mes– en su consultorio particular luego de querer ponerle punto final a la relación. Por ese hecho, De Iriondo volvió a la prisión y esa causa terminó siendo elevada a juicio oral y público por la exfiscal Graciela Parma.


Un año después, el juez Eduardo Pocoví condenó a De Iriondo a un año de prisión y a su vez lo declaró reincidente.

Aquel fallo fue apelado por sus abogados del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, Sebastián Molión y Mario Guedes, quienes solicitaron la absolución en la Cámara de Apelaciones. Con el correr de los meses, el tribunal compuesto por Marta Feijó, Sebastián Creus y Jaquelina Balangione revocó el fallo de primera instancia que condenó a De Iriondo.