Política
Sábado 01 de Agosto de 2015

Binner: “Con inflación alta no hay desarrollo social posible”

A siete días de las primarias. Para el precandidato a senador nacional por el FPCyS, la suba de precios “es una máquina de hacer pobres” y es el principal problema que hoy sufren las provincias.

El próximo domingo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), los santafesinos deberán elegir los candidatos que el 25 de octubre disputarán la presidencia de la Nación, los postulantes a diputado nacional para renovar diez bancas de la provincia y para los nuevos cargos en el Parlasur a nivel nacional y regional. Pero además designarán a los aspirantes a senador que en las elecciones generales pelearán por una de las tres bancas que representan a Santa Fe en el Congreso. Para este cargo, las Primarias enfrentarán a tres pesos pesados de la política provincial: Hermes Binner, Omar Perotti y Carlos Reutemann.
A siete días de los comicios, Diario UNO dialogó con el exgobernador de Santa Fe, Hermes Binner, quien hizo una fuerte defensa del “modelo Santa Fe”; destacó la permanencia del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) en la provincia; resaltó a la inflación como uno de los problemas más grave que hoy tiene el país, y explicó el apoyo a la precandidata a la presidencia de la Nación, Margarita Stolbizer. 
—Binner, ¿las elecciones del próximo domingo serán para usted una de las más duras por el calibre de sus rivales?
—Enhorabuena que así sea, siempre y cuando llevamos adelante un proceso de transparencia y no agresión entre los candidatos. De todos modos, creo que lo importante es pensar en el día después de las elecciones. Nosotros en Santa Fe (con el FPCyS) estamos trabajando desde casi ocho años con una responsabilidad manifiesta desde lo económico y lo social, a tal punto que no hay espacio de la función pública que no haya sido tocada. En todas se han hecho modificaciones, tanto en la Justicia con la reforma procesal penal; como en educación, donde pasamos a ser un ejemplo a nivel nacional (dicho esto por el Ministerio de Educación de la Nación); como en salud, donde tenemos en marcha un proyecto de grandes hospitales. En fin, hay una propuesta que está en marcha que es el modelo Santa Fe. 
—¿El modelo que plantea para la provincia difiere de lo que proponen Perotti o Reutemann? 
—Bueno, hasta ahora no conozco lo que plantean ellos. Pero sí puedo decir lo que planteamos nosotros, lo que estamos haciendo desde hace muchos años y es medible. Hoy hablamos de los acueductos, de verificar las obras de gas que tienen que llegar a todo el norte, de la hidrovía, de las rutas provinciales y nacionales que pasan por Santa Fe, donde tenemos que dialogar con la Nación porque están bajo su responsabilidad. Son todos aspectos que son tomados en cuenta en esta propuesta integradora en lo económico, social y político.
—Desde el Senado, ¿qué se debe apuntalar como acción política para la provincia?
—Si tomamos en cuenta que la Cámara de Senadores representa la territorialidad, los tres senadores deben luchar por defenderla. Y esto nos obliga a pensar, por ejemplo, en la integración regional con Córdoba y Entre Ríos, que hoy está totalmente desjerarquizada.
—¿Cuál es la relación de Santa Fe con la Nación hoy?, ¿en qué hay desacuerdos?
—Hay acciones que son positivas y otras que no las son tanto. El tema de la lechería es un problema que hoy tenemos. Hay una cadena de valor que no se está observando, porque si la analizamos detectaremos quién es el que se lleva la gran parte del proceso productivo. Es una injusticia para el tambo, el primer eslabón donde se produce la leche. El cierre de un tambo es un signo de decadencia porque no se logra mantener un proceso productivo. Hoy estamos ante un mundo consumidor de alimentos y Argentina debe salir del ostracismo donde se encuentra, para dejar de ver a Uruguay como un competidor y trate de imitarlo en tener una carne de calidad y en cantidad, o que se vea lo que hace Paraguay que exporta más carne que Argentina.
—¿Desde su perspectiva, cuál es el principal problema que tiene hoy la provincia? 
—El principal problema tiene que ver con la Nación e incide directamente en las provincias: hablo de la inflación. Si nosotros no logramos doblegar las tasas de inflación será muy difícil construir una economía y una sociedad como la que pretendemos. La inflación es una máquina de hacer pobres. Nunca el salario logra estar adelante del precio. No hay un caso en el mundo que un desarrollo económico y social se haya hecho con tasas de inflación elevadas.
—Luego de las últimas elecciones a gobernador, ¿el FPCyS hizo una revisión de lo ocurrido por lo ajustado del triunfo?
—Sí, hicimos una autocrítica. Construir un frente no es sencillo, mantenerlo uno año es difícil, pero continuarlo después de 20 años habla de una propuesta política que tiene una base de sustentación en la realidad. 
—¿Y la relación con el radicalismo? 
—Creo que la relación está expresada en los 20 años de existencia del frente. Nadie de los ocho partidos que formamos el FPCyS plantea irse; al contrario, se sienten representados en él, están contenidos.
—El FPCyS dejó en claro su apoyo a la precandidata a presidenta por Progresistas, Margarita Stolbizer. ¿Qué lugar ocupa esta propuesta en el escenario nacional y provincial?
—Nosotros en el mapa político de Santa Fe tenemos una ancha franja en la cual el progresismo no tiene representación. Tenemos para los sectores más altos y para los sectores de izquierda pero no para los medios, que es la mayoría del pueblo de Santa Fe, por eso apoyamos a Stolbizer. Hace cuatro años nosotros conformamos el Frente Amplio Progresista que participó de las elecciones nacionales y que luego derivó en el Frente Amplio Unen, que tuvo un posicionamiento muy activo. Pero lamentablemente hubo sectores de este espacio que creyeron que podían tomar un atajo para llegar más rápido, pero se sabe que no es así de fácil.
—¿El kirchnerismo no acapara a un sector del progresismo en la provincia?
—Es un populismo que llevó adelante muchos hechos que tienen su importancia como la política de derechos humanos o el ingreso universal por hijo. Son decisiones que incluso han tenido el apoyo por parte de nosotros en el Congreso Nacional. Ahora, hay situaciones que para nosotros son inviables: ¿por qué hay pactos secretos en democracia?, ¿por qué hay pactos secretos con Chevron o con Irán? Nosotros vivimos en un país democrático que debería ser un ejemplo en acceso a la información pública. Lamentablemente, en Santa Fe, en su momento no fue aprobado el derecho a la información pública pero sí lo sacamos por decreto (aunque no por ley con la debilidad que conlleva). Nosotros no tenemos nada que esconder.
—El 10 de diciembre finaliza un proceso político de 12 años en el país, ¿cómo vislumbra la próxima etapa que se viene? 
—Uno de las grandes aportes que hizo Alberdi a la Constitución Nacional es la idea de la alternancia, y creo que es vital para la democracia argentina. Tal es así que cuando nosotros planteamos la reforma constitucional no hacemos hincapié en la renovación por un período del gobernador. Al contrario, que tenga un solo mandato de cuatro años y venga otro. Y eso es lo que logramos con este espacio político que va por su tercera gobernación y ambiciona con seguir haciendo crecer a Santa Fe.

Por Mauro Bacca / Diario UNO Santa Fe