Política
Jueves 25 de Febrero de 2016

Bonfatti desanda el camino hacia la presidencia del PS

Hermes Binner declinó ir por otro mandato y el titular de la Cámara baja provincial parece sumar los mayores avales para reemplazarlo

Antonio Bonfatti comenzó a desandar el camino hacia la presidencia del Partido Socialista (PS), luego de que Hermes Binner comunicó su decisión de dejar el cargo a mediados de año para facilitar una renovación en la fuerza, y en función de los avales que viene cosechando en distintos puntos del país. Entonado por ese objetivo, el presidente de la Cámara de Diputados provincial tomó distancia de Cambiemos y de los radicales frentistas aliados –a nivel nacional– al macrismo:“No vamos a coincidir en un espacio con el PRO. Somos de centroizquierda”, y advirtió que, en la actualidad, “está abierto un espacio muy interesante para el progresismo” en la Argentina.
El 19 de junio próximo los socialistas deberán ir a las urnas para elegir autoridades y, en ese contexto, Binner ya oficializó que no buscará otro mandato al frente del PS (que en 2016 cumple 120 años de existencia) por considerar necesaria una renovación. “Hermes estima que cumplió un ciclo y, al mismo tiempo, en el partido creemos que es positiva la búsqueda de un cambio. No es bueno anquilosarse en los cargos”, señaló a La Capital Bonfatti.
Si bien el 19 abril vencerá el plazo de presentación de listas para la interna, el escaneo de no pocos dirigentes del PS reflejó un consenso prácticamente general en torno a la candidatura de Bonfatti para el máximo cargo partidario. En ese sentido, el exgobernador se encuentra en plena recorrida de bases socialistas en Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, entre otras provincias.
Respecto del gobierno de Mauricio Macri, si bien instó a ser “prudentes” frente a los escasos 70 días de gestión y rescató el hecho de “bajar los decibeles de una confrontación política que perjudicó al país”, Bonfatti advirtió sobre la implementación de medidas que “no coinciden” con el ideario socialista, como el control de la protesta social, la quita de retenciones a la minería o el impuesto a las ganancias.
“Como oposición debemos apelar a la prudencia. Lo de la inflación no es nada nuevo, porque el problema tiene un arrastre de al menos ocho años. Por eso, queremos esperar un tiempo y respetar a un gobierno que se está acomodando. Pero hay que tener en cuenta que la gente exige una mayor rapidez en las decisiones”, agregó.
Acerca del futuro del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), Bonfatti puntualizó: “Lo consolidado en 20 años no se reemplaza en 20 días. Seguiremos el camino de la centroizquierda”. “Hay que hacer un esfuerzo para que esta exitosa construcción política, con gestiones en la provincia y en municipios, siga adelante en el país, porque está abierto un espacio muy interesante para el progresismo”, continuó el diputado. En esa línea, propuso “sumar voluntades para construir un partido flexible”. De inmediato, al evaluar el rol que desempeñan los socios radicales con buena sintonía nacional con Macri, Bonfatti enfatizó: “Indudablemente, no vamos a coincidir en un espacio con el PRO. El tiempo dirá sobre los pasos a seguir, no hay que abrir conjeturas. Sí espero que nuestras respectivas posiciones no sean tan divergentes en temas centrales”.
Al analizar la gestión de Miguel Lifschitz al frente de la Casa Gris, calificó a su sucesor como “un hombre que conoce la provincia”. Y destacó que el exintendente de Rosario “heredó un gobierno con proyectos estratégicos y obras en marcha, consolidado en lo económico y financiero”.
“Será una excelente administración en Santa Fe. No hay dudas de que Miguel sabe gestionar”, sentenció Bonfatti.