Política
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Cristina Kirchner: "En Argentina no hay Estado de derecho"

Cuando falta poco más de un mes para las elecciones, la expresidenta concedió una larga entrevista con Luis Novaresio.

La expresidenta y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner, aseguró este jueves durante una entrevista con Luis Novaresio en el portal Infobae que es "un gran disparate" y "un atentado a la democracia" que sean considerados ella y sus funcionarios "una asociación ilícita" y, en este sentido, denunció "un manejo del Poder Judicial" para "invalidar un proceso político", y la existencia de una "Corte totalmente desprestigiada".

"Que un gobierno que ganó en el 2003, en el 2007 y en el 2011 por amplias mayorías sea considerado una asociación ilícita, revela que hay un manejo del Poder Judicial para poder invalidar un proceso político que se dio en el país. Es un atentado a la democracia, es un gran disparate", dijo la exmandataria en una entrevista con Infobae, en la que comparó su situación con la de los expresidentes de Brasil, Dilma Roussef y Luiz Inácio Lula da Silva.

Cristina Fernández dijo también que "el Poder Judicial está muy desprestigiado", negó que haya habido persecuciones durante su gobierno y afirmó que "hay un manejo descarado del Poder Judicial fundamentalmente para perseguir a quien habla". Lamentó también que la ley que reformaba el Consejo de la Magistratura haya sido declarada inconstitucional y dijo que promovía que los consejeros "sean elegidos democráticamente", lo que, a su juicio, evitaba "el voto corporativo".



Embed




También lanzó que su marido, el expresidente Néstor Kirchner, "construyó una Corte que fue un ejemplo", y que esa Corte "ya no existe", al tiempo que afirmó que "está sospechado el rol de la Corte y su independencia", y que también está el máximo tribunal "desprestigiado". Cristina Kirchner consideró que existe un "blindaje mediático" que beneficia al actual gobierno y negó que el programa "678", que emitía la TV Pública, también haya sido parte de un "blindaje" hacia su administración que concluyó en el 2015.

Además, consideró hoy que "en Argentina no hay Estado de derecho" ni "una justicia imparcial" y aseguró que el gobierno de Mauricio Macri "no es una dictadura", durante una entrevista en el portal Infobae.

Sobre Nisman
Cristina Fernández aseguró hoy que "es un inmenso disparate" y una "acusación sin ningún tipo de fundamento" vincular la muerte del fiscal especial para el caso AMIA, Alberto Nisman, con su gobierno.

"Es un disparate, todos saben que es un inmenso disparate, es una acusación sin ningún tipo de fundamento, y no la creen ni los que la formulan", dijo la exmandataria al ser consultada sobre presuntos vínculos de su gobierno con la muerte del fiscal.

Recordó que habló por cadena nacional en el momento del hallazgo del cuerpo de Nisman y afirmó que su gobierno "puso todo a disposición de la justicia" y que "la oposición, que hoy es gobierno, utilizó" la muerte del fiscal "para generar sospechas" hacia su administración y su persona.

En este marco, apuntó al presidente Mauricio Macri y dijo que "es un ejemplo que podría tomar" el mandatario en el caso Santiago Maldonado y dirigirse a toda la sociedad a través de una cadena nacional.

La candidatura para 2019
La expresidenta Cristina Kirchner reveló que no tenía intenciones de presentarse como candidata a senadora y adelantó que, de ser un obstáculo para el peronismo, no se presentará a las elecciones presidenciales de 2019.

"Si en 2019 soy un obstáculo, porque yo voy a hacer todo lo posible para que el peronismo gane las elecciones, me excluyo de ser candidata a presidenta", dijo la exmandataria en una extensa entrevista que le dio al periodista Luis Novaresio para Infobae.

En ese sentido, la expresidenta aseguró que su entorno "consideraba que era la persona que más votos podía sacar contra el Gobierno" y que por eso se presentó. Aclaró que la demora en candidatearse se debió a que su espacio tenía "que resolver nuestras cuestiones internas antes de enfrentar al oficialismo".

Respecto a Santiago Maldonado
Cristina afirmó que es "muy fuerte y muy conmocionante" la desaparición de Santiago Maldonado y cuestionó que "han pasado 42 días y no hemos escuchado una sola palabra del presidente" Mauricio Macri al respecto.

"De Maldonado no podemos hablar porque estamos con este tema, y la verdad es que es un tema muy fuerte y muy conmocionante", enfatizó la ex mandataria.

En declaraciones al portal Infobae, manifestó: "(El ex presidente) Néstor (Kirchner) habló al país sobre el tema de (la desaparición de) Jorge Julio López. Han pasado 42 días o 43 y no hemos escuchado una sola palabra, una sola mención del presidente (Mauricio Macri) que no sea cuando sube a un ascensor sobre un chico que ha desparecido después de un operativo de Gendarmería".

"Hoy los familiares recusaron al juez Otranto por manifiesta parcialidad en la investigación", señaló la ex presidenta, y apuntó: "¿Cómo que no nos comprometimos con Jorge Julio López? El hijo de Julio López estuvo en la Plata en el acto que hicimos la semana pasada de Unidad Ciudadana. ¿Le parece que alguien puede tener un compromiso más grande con la víctima que el hijo?".

En ese marco, aclaró que "hay un compromiso, una convicción y una historia con todo lo que sea violación de derechos humanos y desaparición forzada de las personas".

"A mi me decían yegua, puta y montonera"
La ex presidente Cristina Kirchner defendió la libertad de expresión durante sus mandatos. "A mí me insultaban, llegaron a decirme que era mentira que mi marido estaba muerto adentro de un cajón. Cualquier cosa dijeron de mí. A mí me decían yegua, puta y montonera y no metimos preso a nadie. Hoy meten preso a un pibe por un Twitter, la gente tiene miedo", argumentó en una entrevista con Infobae.

"Durante mi gobierno hubo una libertad absoluta en Argentina. Se podían pegar afiches contra un periodista o poner que yo era yegua, puta o montonera. Y en las movilizaciones a la Plaza de Mayo vi carteles conmigo colgada, ahorcada, y nunca se reprimió a nadie. En las redes sociales me agraviaban y me amenazaban. Ahora el que dice algo del presidente, lo meten preso. En mi gobierno había una profunda libertad. Ahora un chico estuvo un mes preso por un Twitter. ¿Qué tendría que haber hecho yo?", insistió.