Política
Sábado 01 de Agosto de 2015

“Cristina seguirá liderando y Scioli será el presidente”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, candidato al Parlasur, asegura que si gana el gobernador bonaerense no habrá tensiones con la hoy presidenta.

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, recorrió la semana pasada la provincia de Santa Fe, en el marco de la campaña de las Paso, que lo tiene como precandidato por la lista nacional del Frente Para la Victoria para ocupar una banca en el Parlasur. 
En esa recorrida, estuvo en Diario UNO de Santa Fe, donde se refirió a su postulación y destacó lo valioso que es “para la integración” del cuerpo legislativo regional del que aspira a ser parte por el voto popular. Vale recordar que hasta el momento, los parlamentarios de ese organismo ya existente se designan desde el Congreso Nacional.
Entre los temas abordados estuvo el de la última elección en la provincia, en la cual el PJ, de la mano de Omar Perotti como candidato a gobernador, aunque quedó en tercer lugar, estuvo a solo 1,5% del ganador, Miguel Lifschitz. A Rossi se le preguntó si consideraba que ese resultado erige un nuevo liderazgo en el PJ provincial, encarnado en Perotti. “Aparece como una figura ponderada, hizo una excelente elección”, fue la respuesta del dirigente kirchnerista.
También anticipó que aunque resulte electo para ocupar una banca en el Mercosur, no descuidará su armado político en Santa Fe. “Mi vocación es esa. Siempre la tuve, solamente estuve estos años de ministro de Defensa por la propia responsabilidad de la gestión y por lo específico de la gestión más alejado de la que fue la construcción política provincial, pero yo lidero un espacio político importante en la provincia de Santa Fe que tiene diputados provinciales, concejales, que hicimos una excelente elección en la ciudad de Rosario con nuestro candidato Roberto Sukerman. Así que voy a estar y protagonizar los debates políticos en la provincia”.

Cristina conducción
Rossi integra la lista del FPV que encabeza como candidato a presidente Daniel Scioli. Una de las dudas que se han planteado desde el primer momento ante la postulación del exmotonauta es cuál será el rol de la actual presidenta en un hipotético mandato del hoy gobernador bonaerense y si este no se verá limitado por el propio kirchnerismo para darle su impronta a la gestión. 
Para Rossi, “no van a existir tensiones” y subraya que “se decía que Cristina iba a construir un candidato para enfrentar a Scioli; algunos editorialistas decían que Cristina obligaba a Scioli a irse del Frente para la Victoria. Pero hoy hay una foto que simboliza lo que pasa en el Frente Para la Victoria, que es de la semana pasada, en un acto, cuando ante un concepto de Scioli, la Presidenta se paró y lo aplaudió. Hay potenciación y complementación”. Para el ministro, “Cristina seguirá liderando y Scioli será el presidente, y tomará todas las decisiones que tenga que tomar con absoluta libertad y con el uso absoluto de todas las potestades que le da la Constitución Nacional”.
“Nos asustamos”
Quien aparece como principal rival de Scioli actualmente es Mauricio Macri. El jefe de gobierno porteño y líder del PRO ha manifestado recientemente que el kirchnerismo intenta asustar al electorado, cuando lo presenta como el candidato del ajuste. 
Respecto a esto, Rossi manifestó: “Nosotros no intentamos asustar a nadie; nos asustamos porque uno lo ve a Macri rodeado de economistas que son los que han pronosticado siempre las recetas del ajuste en la Argentina. El ajuste es reducción de lo que ellos llaman el gasto público. Y eso es menos salarios y menos jubilaciones. Si hay menos salarios y menos jubilaciones, hay menos consumo. Y si hay menos consumo hay menos puestos de trabajo. Y si se rompe ese círculo virtuoso que hemos intentado mantener todos estos años, volveremos a un escenario de desocupación”. 
En ese mismo sentido, afirmó que “el modelo de los economistas de Macri cierra con una desocupación del 17% o 18%. Si a eso usted le suma que van a intentar provocar algún tipo de devaluación, que con esa devaluación generarán una caída del poder adquisitivo del salario, que va a redundar en menos consumo y en menos ocupación y que para sostener esa devaluación van a tomar deuda, todo lleva a que nos retrotraigamos a lo que fue el modelo de los 90 en Argentina”.