Política
Domingo 01 de Mayo de 2016

El gobernador habló de "una provincia devastada" por las inundaciones

"Exigiremos al gobierno nacional que haya una respuesta acorde a la situación", apuntó el mandatario durante el inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura.

En el marco del inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura, el gobernador Miguel Lifschiz alertó sobre "una provincia devastada".
A la hora de establecer un balance de la situación provincial por las inundaciones dijo: "Exigiremos al gobierno nacional que haya una respuesta acorde a la situación, ante situaciones extraordinarias se necesitan soluciones extraordinarias". Y afirmó: "Estamos en una provincia devastada que necesita ser reconstruida, con la mayor parte de la cosecha sin levantar y rutas intransitables".
En respuesta a esta situación, anunció que la provincia dispondrá un fondo especial de 800 millones de pesos para municipios y comunas afectados.
Alertó también que el sector lechero es uno de los más afectados y que en este rubro "nuestra provincia ha disminuido el 50 por ciento de su producción".