Política
Viernes 25 de Diciembre de 2015

El gobierno quiere traspasar 21 mil policías federales a la ciudad de Buenos Aires

Lo hará mediante un sistema de comodato para cumplir una de las promesas de campaña que hicieron Macri y Rodríguez Larreta para que en enero la Federal y la Metropolitana trabajen en conjunto.

 El Gobierno nacional prepara un comodato para traspasar los 21 mil policías federales a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de que les permita a los funcionarios de ambos distritos trabajar tranquilos y con un tiempo más prolongado en la cesión definitiva de esos efectivos a la administración porteña.

Fuentes policiales revelaron a NA que mientras se dan reuniones casi a diario para tratar este tema, esta medida permitiría cumplir en forma rápida una de las promesas de campaña que realizaron Mauricio Macri en Nación y Horacio Rodríguez Larreta en la Capital Federal y así en enero ya trabajarán ambas fuerzas en conjunto.

De esa forma, los funcionarios y asesores en cuestión se abocarán más tranquilos a todos los detalles del traspaso y sus pormenores y luego sí presentar el proyecto para ser tratado en el Congreso.

“Hacer el traspaso de la noche a la mañana no es fácil, porque hay un montón de cuestiones que deben revisarse, más allá de la misma área metropolitana en sí, como cuestiones legales, de armado, jurídicas, de derechos adquiridos. Eso lleva tiempo y hacerlo prolijo puede tardar un año o un poco más”, explicó la fuente consultada.

Entonces, de esa manera, se prepara un comodato cediendo la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, algunas direcciones de Investigaciones y algunas otras por una determinada cantidad de tiempo -la Superintendencia de Bomberos va a pasar, pero quizá lo haga más adelante, ya que aún no está conformada-, mientras se trabaja en el traspaso definitivo.

“De esa forma, cumplen con lo prometido en la campaña, la gente tendrá en la Ciudad a ambas fuerzas trabajando juntas y dentro de un tiempo anuncian ya el traspaso definitivo de esa parte de la Federal a la Ciudad, con el nombre de ”Policía Federal Metropolitana“.

El resto de la estructura será como ya anticipó Noticias Argentinas, con un jefe proveniente de la Federal que manejará a los policías federales, con la Metropolitana en su estructura habitual y con un secretario de Seguridad porteño que será el nexo entre ambas fuerzas y el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo.

Mientras tanto, el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, en una de las reuniones que mantuvo con el jefe de la Policía Federal, comisario general Román Di Santo, le garantizó que no pensaba realizar cambios radicales en la cúpula de la Federal entre los próximos tres y seis meses.

Por otra parte, el inminente traspaso de la Federal a la Ciudad podría generar que muchos comisarios ascendidos a comisarios inspectores queden sin un destino fijo ante la escasez de áreas a cubrir y tengan que permanecer en disponibilidad preventiva (artículo 48 inciso A “por un tiempo de hasta un año a la espera de asignación de destino”).

Para esta época del año, además de los cambios en la cúpula y ascensos a comisario general, también se definen los ascensos a comisario mayor, las designaciones en las distintas direcciones de la fuerza, áreas y circunscripciones, y el nombramiento o ratificación de comisarios y subcomisarios como jefes de las seccionales porteñas de la Federal.

Sin embargo, hasta el momento no hubo novedades y todos los cambios quedarían para más adelante, como sucedió cuando Nilda Garré asumió como ministra de Seguridad en diciembre de 2010 y recién confirmó la cúpula y el resto entre marzo y junio de 2011.