Política
Lunes 21 de Diciembre de 2015

El PJ une fuerzas en el Senado, su único bastión en la provincia

Antes de terminar el año, los 11 senadores del PJ formaron un bloque único, que le da mayor presencia para discutir con el Ejecutivo provincial. Aseguran que es “una señal importante” y ya se plantea un escenario de elecciones internas

Faltan días para que termine un año difícil para el Justicialismo. A la derrota electoral a nivel nacional, el PJ de la provincia tiene que sumar que perdió el control de la Cámara de Diputados y que no pudo recuperar la gobernación de la provincia que ya no gobierna desde hace ocho años –y ese período se extenderá por otros cuatro más. La misma suerte corrió en la capital provincial, un bastión del justicialismo que esa fuerza no puede recuperar, también desde 2007.
Pero el peronismo empezó a asimilar los golpes y ya dio algunas señales de que comienza una nueva etapa. La Cámara alta es la parcela de poder que le quedó al PJ –que es mayoría– en la provincia para discutir con el Ejecutivo las políticas públicas a implementar. Tal vez ese es el principal motivo por el cual, luego de mucho diálogo, los senadores decidieron formar el único “Bloque Justicialista”, que será presidido por Armando Traferri (San Lorenzo) y Alcides Calvo (Castellanos), quien ejercerá la vicepresidencia.
“Es una señal muy importante para la dirigencia del Justicialismo y para la sociedad”, dijo Traferri a Diario UNO y descartó que la unidad haya llegado luego de la derrota del Kirchnerismo a nivel nacional. “La unidad no es un hecho fortuito que se dio de la noche a la mañana. Nosotros lo veníamos trabajando, madurando”, argumentó.
El legislador aseguró que esta unidad fortalece al justicialismo frente al Ejecutivo provincial. “En primer lugar por el funcionamiento porque tenemos una vez a la semana una mesa de debate con los 11 senadores. Además porque somos la mayoría, tenemos quórum propio y eso nos da la posibilidad de hacernos oír y defender los intereses de los municipios y comunas justicialistas de la provincia”, sostuvo.
También Traferri dijo que es una necesidad “dejar de mirar para adentro” y generar “un espacio más amplio”. “El justicialismo es un partido de puertas abiertas que acepta desde el centro a la izquierda y del centro a la derecha pasando por todas las expresiones políticas. Cada vez que el Justicialismo quiso encorcetarse en alguno de los sectores cometió un grave error y terminó expulsando a dirigentes que se sentían cómodos en el Justicialismo, pero que si no pensabas igual terminabas en la vereda de enfrente, en la fila de los enemigos”, agregó.
Además, ante la pregunta de si esto abre las puertas para el retorno de los dirigentes que jugaron para el PRO, Traferri dijo que “las puertas tienen que estar abiertas para todos”.
Lo que resta definir es de qué manera se acomodará el partido puertas adentro. Algunos, entre los que se encuentra Traferri, sostienen que se debe ir a elecciones. Otros no descartan que haya un consenso que permita una lista de unidad.
Al respecto, el senador por San Javier, José Baucero, dijo que “lo más lícito sería que el próximo presidente se elija por elecciones internas”. “Creo que en el Partido Justicialista no sería malo que haya dos o tres alternativas y que se elija por la mayoría de los afiliados. Tampoco descartamos que a futuro haya un gran acuerdo y que puedan salir del consenso las autoridades del partido”, aclaró.
Luego añadió: “Aunque faltan pocos días creemos que deberíamos dar alguna señal antes que culmine el año y poder empezar el 2016 con una estrategia política que nos encuentre a todos los justicialistas unidos”.
El PJ santafesino empezó a buscar el camino que le ayude a recuperar su identidad y una independencia de los vientos que soplen a nivel nacional. El primer paso se dio en el Senado y fue una forma de finalizar un año complicado, pero que deja abierto el juego hacia el futuro.

Hipólito Ruiz / hruiz@uno.com.ar