Política
Jueves 30 de Abril de 2015

El PRO quiere que docentes que más se capaciten cobren mejores salarios

El coordinador de los equipos educativos del macrismo santafesino, Miguel Sedoff, adelantó lo que impulsan para la educación provincial.

“Vamos a plantear la necesidad de una carrera profesional docente, a través de un sistema por el cual entrarán en una capacitación y como consecuencia de esa capacitación, habrá una mejora en sus sueldos”. Quien hace el anuncio a La Capital es Miguel Sedoff, el coordinador de los equipos de educación del PRO para Santa Fe. Es abogado, asesor de colegios privados, de docentes y de otras jurisdicciones. Por ahora no se habla de nombres para estar al frente de la cartera educativa, pero asegura que el ex funcionario de Carlos Reutemann, Fernando Bondesío, no figura en los planes.
Entre las propuestas para la provincia, está la de “consensuar una ley provincial de educación”. Un proyecto que es casi un calco en sus líneas generales de aquel que en 2007 diseñó el entonces viceministro de Educación, Carlos Cantero, y que fracasó luego de cosechar rotundos rechazos. También dice que el modelo educativo por excelencia que los referencia es el de Shanghai, y que quieren inglés obligatorio en la primaria.
Sedoff insiste en hablar de “trabajo en equipo”, de “discusiones horizontales”  y de “debates de ideas” cuando se explaya sobre “los proyectos novedosos” que el PRO tiene para Santa Fe. Palabras que son clave en los discursos de los diferentes referentes del partido que lidera Mauricio Macri a nivel nacional, y cuyo candidato principal a ocupar la Gobernación es el artista cómico Miguel Del Sel.
Adelanta que se está preparando una actividad pública para dar a conocer la propuesta en educación en detalle, un encuentro al que promete asistirán “personas que están en innovación educativa”, y cita entre ellos a Santiago Bilinkis, autor de “Pasaje al futuro”, especialista en neurociencias, tecnólogo y emprendedor.
“Tenemos muchos proyectos novedosos para la provincia que merecen ser conocidos por todos”, dice Sedoff y explica que las reuniones de trabajo se dan en el ámbito de la Fundación Pensar.
“Queremos convocar a la sociedad, gremios, entidades religiosas, universidades, ONGs, empresas, porque creemos que la educación es un bien público y derecho de todos; que no puede ser manejada de determinada manera por una persona, partido o ministro. El sistema educativo debe ser colaborativo, queremos una educación pública, gratuita y de calidad”, sostuvo Sedoff.
“Son proyectos que estamos manejando para jerarquizar la tarea docente”, insistió y se explayó sobre la necesidad de “medir la calidad educativa” y “jerarquizar a los docentes” haciéndolos ingresar a una carrera donde terminen cobrando por “mérito”.
Para graficar lo que se busca en materia educativa citó: “En una charla se le preguntó al ministro de Educación de Shanghai, que son los que están haciendo la mayor revolución educativa de la historia de mundo, cuáles eran sus cinco prioridades y respondió cinco veces “maestro”. Nosotros pensamos lo mismo”. Y agregó que para tener una idea de lo que están emprendiendo, “el 30% de los hoteles de Shanghai están ocupados por docentes del interior que se van a capacitar”.
Sedoff adelantó que Miguel Del Sel tiene el “compromiso de entregar una computadora a cada alumno y a cada docente” de todos los niveles, además de establecer “el inglés como idioma obligatorio en la primaria”.
Los ejes que impulsarán a nivel educativo. El proyecto en el que trabajan los equipos técnicos del PRO en educación comprende cuatro grandes áreas. Una es la de “infraestructura”, administrativa y escolar (política edilicia) y sobre la que se proyecta una ley de arquitectura; otra tiene que ver con “los contenidos curriculares”, en especial sobre la educación superior, donde buscan conseguir “una conjunción entre educación y trabajo” y definiendo terminalidades para tener una salida laboral rápida”.
Otra es la “jurídica”. Se piensa hacer “una convocatoria a toda la sociedad civil para discutir una ley de educación amplia”. “En Santa Fe tuvimos todo un debate en el gobierno de (Jorge) Obeid, cuando era ministra Adriana Cantero.
Teníamos el proyecto consensuado y aprobado por todas las fuerzas políticas y la sociedad civil, pero cuando llegó (Hermes) Binner (diciembre 2007) lo cajoneó”, recordó el coordinador de los equipos educativos del PRO, Miguel Sedoff.
El especialista aseguró que la iniciativa conserva esos lineamientos generales. Entre otras cuestiones proponía la creación de un “Consejo Consultivo de la política Educativa del Estado Provincial”, donde participen desde legisladores, empresarios y hasta la Iglesia en materia decisiones educativas. También alentaba la carrera profesional docente por mérito, es decir a mayor capacitación, mejores salarios.
La tercera de las áreas tiene que ver con la “construcción de esta ley y ampliar consensos”, para lo cual se piensa en “un organismo que incluya a la sociedad civil en el dictado de la política educativa, porque es tan importante que no la puede resolver solo un grupo político”.
El cuarto punto se refiere a la “jerarquización docente”. “Queremos aclarar que no se van a recortar derechos, ni ajustar números, ni dejar sin efecto lo adquirido. Se van a mejorar. Vamos a plantear la necesidad de una carrera profesional docente a través de un sistema por el cual entrarán en una capacitación y, como consecuencia, habrá una mejora de sueldos”. Asegura que esto será opcional.
“El sistema va a seguir siendo como hasta ahora: vos seguís siendo docente, cobrando lo que cobrás y vas a seguir percibiendo lo que dice la paritaria. Vos elegís la carrera profesional docente, te vas a jerarquizar dentro del esquema y por tanto vas a entrar en un nivel de remuneración que tenga que ver con tu capacitación. Es a elección y voluntario”, plantea Sedoff.
Defensoría. Otra meta que persigue el PRO es la de armar una “Defensoría del maestro”, para atender “por medio de un cuerpo de abogados los grandes problemas de disciplina, violencia y falta de respeto a maestros y directores. Una defensa orgánica por parte del Ministerio de Educación”.

Fuente: La Capital