Política
Sábado 01 de Octubre de 2016

Expectativas entre intendentes de la región tras la cumbre con Macri

La posibilidad de acceder a proyectos nacionales fue uno de los puntos que más resaltaron los jefes de los municipios locales.

La convocatoria histórica a mandatarios de todo el espectro político, la oportunidad de intercambiar experiencias y la posibilidad de acceder a programas nacionales en favor de los municipios fueron los puntos que más resaltaron los intendentes de la región que participaron masivamente ayer del encuentro convocado por el presidente Mauricio Macri.

La cumbre de intendentes de todo el país, inaugurada ayer en Tecnópolis por el primer mandatario, colmó las expectativas más optimistas del oficialismo por la masiva concurrencia de jefes municipales provenientes de todas las fuerzas políticas de la Argentina. Es que, según se comunicó oficialmente, participaron del denominado "Encuentro Nacional de Intendentes" 1.872 mandatarios.

En la ocasión, Macri instó a trabajar "codo a codo" con el gobierno nacional para "construir un país federal", por encima de las adhesiones políticas "Caminemos juntos hacia pobreza cero, sabemos que estamos lejos, los números que vimos los otros días son claros y dolorosos, pero el primer paso es construir un país verdaderamente federal, para que ningún argentino deba abandonar su pueblo", planteó el jefe de Estado, al abrir el Primer Encuentro Nacional de Intendentes. En el predio de Tecnópolis, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el mandatario pidió que "haya menos monólogo y más diálogo, y menos enfrentamiento y más consensos".

El mandatario advirtió a los jefes comunales que "son el primer contacto, los que conocen de cerca, saben lo que pasa en el barrio, y ofrecen soluciones cotidianas". Recordó que "una de las metas" por las que pidió que "midan" su gestión es "caminar juntos hacia pobreza cero", y admitió: "Sabemos que estamos lejos, los números que vimos son claros y dolorosos; pero el primer paso para revertirlo es hablar con la verdad, enfrentar la realidad para transformarla, con voluntad y trabajo".

Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, envió un fuerte mensaje a los intendentes al manifestarse a favor de una "mayor descentralización de los recursos. Tenemos que tener desde los municipios estrategias muy claras", afirmó. Y aunque advirtió que los jefes comunales deben "entender que existe una restricción fiscal" y que hay "un problema de recursos humanos", afirmó que "desde el gobierno nacional vamos dar una mano para capacitarlos. Queremos darles mayor descentralización de los recursos", prometió, y lo fundamentó al graficar que hoy "sólo el 9 por ciento del total de la torta de recursos federales se coparticipa a los municipios".

Cosecha. Más allá de los discursos, y de la masividad de la convocatoria, los intendentes pudieron intercambiar experiencias, participar en foros y sobre todo tener acceso a proyectos y programas para abastecer a las localidades de infraestructura y servicios, algunos desconocidos por muchos mandatarios municipales.

El balance, en general, resultó altamente positivo, aunque algunos intendentes afirmaron que ya venían trabajando, tanto con la Nación como con la provincia, en la implementación de políticas para subsanar problemas sociales y estructurales.

   "Fue inédito. No tengo datos de antecedente alguno ni memoria de otro encuentro entre un presidente de la Nación y la totalidad de los intendentes del país", dijo con entusiasmo el intendente de la capital santafesina y presidente del comité nacional de la UCR, José Corral.

   Al mandatario se lo pudo ver al lado del presidente . Consultado por La Capital, resaltó el mensaje que se brinda desde la semiótica del acto: "Los argentinos ven a un gobierno trabajando sin importar el origen de cada quién, porque lo que se buscó privilegiar es acordar decisiones beneficiosas para los vecinos que cada uno de nosotros representamos en ese lugar". Y al preguntársele en qué están trabajando, reveló que "hoy firmamos con Mónica Fein y con la gente de Hábitat un convenio específico para obras. Está aquella firma de Rufino con muchos intendentes de la provincia y financiamiento de obras directamente de Nación a los municipios. Y hay una agenda de trabajo —municipios y Nación— que está abierta".

Primera trinchera. Para el intendente de Roldán, José María Pedretti, "siempre es importante cuando el gobierno nacional puede explicar las políticas que tiene para todo el país, y sobre todo para los municipios. Con estas cosas podés apreciar dónde está parada tu ciudad, en qué acertamos y en qué tenemos que mejorar". Pedretti valoró el abanico de ofrecimientos de los distintos stands ministeriales, y afirmó que "a Roldán le sirven estas cuestiones y los proyectos, porque puede seguir creciendo y tener políticas, saber qué te subsidian y qué te financian, porque hay programas para trabajar integralmente los barrios". Y en lo político, advirtió que "el gobierno sabe que la primera trinchera para apagar cualquier incendio somos los municipios, y que tiene que haber un ida y vuelta con los gobiernos locales para mejorar la calidad de vida de los habitantes".

   A su turno, el intendente de Firmat, Leonel Maximino, sostuvo que "se hizo hincapié en el federalismo y, particularmente, la necesidad que tienen los municipios de recibir recursos acorde a las necesidades, más allá de sus posibilidades como, por ejemplo, en materia de educación y salud". Y en esta dirección, rescató la decisión del primer mandatario de habilitar "la discusión para trabajar la modificación de la ley de coparticipación a fin de mejorar la distribución de recursos en favor de las administraciones locales".

   Para De Grandis, de Puerto San Martín, "no se sintieron las diferencias. Vemos que están abiertas las puertas al diálogo, más allá de que veníamos trabajando con algunas áreas, porque hubo continuidad en temas como vivienda y otras obras". Pero puso especial énfasis en la necesidad de obras importantes como las de los accesos a los puertos de la región, anunciadas primero por el presidente Macri y después ratificadas por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. "En el cordón estamos ansiosos, hay que ver si esto se traduce después en los hechos", anheló.

   Entre los 1.872 intendentes estuvo el rafaelino del Frente Justicialista para la Victoria, Luis Castellanos, quien consideró "las ciudades han dejado desde hace mucho ser meras administraciones prestadoras de luz, alumbrado y barrido y a las que sólo se le exigían esos servicios. Cada vez más se nos han ido complejizando las competencias debiendo intervenir en cuestiones como educación, y la nada fácil problemática de la seguridad, porque el vecino a quien primero recurre es al municipio".

Los programas. Liliana Canut, de Fray Luis Beltrán, valoró especialmente la posibilidad de haber tenido acceso a programas, de algunos de los cuales no tenían ni conocimiento. "Pudimos escuchar a los encargados de esos planes para ver cómo acceder, y tuvimos la oportunidad de reunirnos con otros intendentes para poder contar nuestras experiencias". Consultadas sobre qué programas le llamaron la atención para su ciudad, mencionó algunos del Ministerio de Transporte, como el que prevé la instalación de barreras, o la creación de ciclovías".

   En tanto, el intendente de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci, recibió esta invitación como "una posibilidad para trabajar en sintonía en temas como vivienda, cloacas, infraestructura de caminos, planificación urbana, ejes que se tocaron y donde estuvimos viendo dónde están las mayores necesidades. Nosotros venimos trabajando con el gobierno nacional y el provincial en conjunto sobre estos temas, hace pocos días firmamos en Rufino un programa de mejora barrial para un sector de Villa Gobernador Gálvez", recordó.

Herramientas. Juan José Sarasola, de Casilda, valoró que "por un lado se hayan volcado experiencias internacionales y por el otro que se pongan a disposición las herramientas conque cuenta la Nación para las comunas y municipalidades. Esperemos que en el corto y mediano plazo se traduzca en obras y acciones concretas". Similar mirada tuvo el jefe comunal de Berabevú, el justicialista Leonardo Bagnasco, al resaltar que tras la reunión tanto él como pares de su zona retornaron a sus pueblos "con una valija cargada de buenas expectativas y ganas de hacer cosas a partir de los distintos programas ministeriales que nos acercaron y pusieron a disposición, fundamentalmente en materia de vivienda e infraestructura".

   Por su parte, el intendente de Villa Cañás, Norberto Gizzi, destacó: "Pudimos establecer contactos con los distintos ministerios para lograr cosas para nuestra ciudad. Y valoramos que todos fuimos parte de un proyecto inclusivo donde todas las voces fueron escuchadas".

   En la misma sintonía, Jorge Raverta, presidente comunal de Santa Isabel, recordó el encuentro "nos dio la posibilidad de recabar información para presentar proyectos. Este acceso, anteriormente, con el gobierno kirchnerista no lo podíamos tener, por ello nos parece una experiencia positiva y entusiasta".

Pescado de río: proyecto para frenar la exportación

El Congreso nacional tiene en estudio un proyecto de ley que busca prohibir la captura de peces de río destinados a la exportación en toda la Cuenca Parano-platense, algo que sólo quedaría habilitado "en caso que se demuestre fehacientemente que son producidos en su totalidad mediante acuicultura", tal como expresa la iniciativa.

   El proyecto, presentado hace pocos días por el diputado correntino Carlos Rubin (justicialismo), y girado a las comisiones de Intereses marítimos, fluviales, pesqueros y portuarios, y de Presupuesto y Hacienda, retoma los argumentos del que en su momento presentó el socialista santafesino Juan Carlos Zabalza (y que nunca prosperó) al apuntar a declarar de interés público "la conservación de los recursos ícticos de la Cuenca Parano-platense, sus afluentes y los ecosistemas de humedales".

   En julio pasado, una decena de asociaciones de pescadores de toda Santa Fe avanzaron con un reclamo similar al pedirle al gobierno provincial que prohibiera la venta al exterior de la especie sábalo, pedido que fue tomado por las autoridades pero que todavía no se cristalizó en ninguna decisión política concreta.

   Rubin recuerda que la pesquería del sistema fluvial del Paraná cuenta con un desarrollo de larga data en la que las familias isleras y ribereñas "desarrollaron durante décadas una estrategia de supervivencia donde la extracción y uso de los recursos naturales constituyen la base de la economía familiar".

Explotación indiscriminada. También apunta que durante los últimos 15 años se emplazaron frigoríficos sobre la costa santafesina y sobre todo la entrerriana que promocionan la captura comercial de peces de río, sea para consumo interno como para la exportación "donde la explotación indiscriminada afecta a las personas que viven diariamente del río, y ocasionan un grave perjuicio a la sustentabilidad de los recursos naturales".

   En el proyecto se enumeran algunas de las consecuencias de la pesca industrial en el Paraná, entre las cuales se destacan modificaciones del hábitat y del paisaje, agravamiento de las condiciones sociales entre los pescadores, y sobreexplotación de algunos stocks pesqueros.

   También se exige que a partir de la sanción de la ley quede garantizado que las decisiones de políticas públicas se realicen sobre la base de estudios científicos y técnicos de los ecosistemas, y que las diferentes jurisdicciones que confluyen en la cuenca puedan "unificar criterios".

   Además, propone la creación de un Registro Nacional de Estadísticas Pesqueras Fluviales.


Producción: Marcelo Castaños, Jorge Kaplán, Jorge Sansó de la Madrid, Gustavo Orellano y Carlos Walter Barbarich