Política
Martes 03 de Mayo de 2016

Fariña le aconsejó al empresario Lázaro Báez "que diga todo lo que pasó"

El arrepentido financista reveló el mecanismo delictivo para “retornar” el sobreprecio de la obra pública. Afirmó que "Néstor y Cristina montaron un plan sistemático de vaciamiento de las arcas públicas".

Leonardo Fariña, el ex asesor financiero y arrepentido en la causa por lavado de dinero que involucra al empresario kirchnerista Lázaro Báez, aconsejó anoche al detenido contratista de obras públicas que "no sea tan boludo como yo" y que diga "realmente lo que pasó".

En una entrevista difundida anoche por el canal de noticias TN, Fariña dijo: "Yo le recomiendo a Lázaro Báez que hable porque la mano que espera nunca le va a llegar".



"Seguramente va a pensar que, estando preso, si calla va a actuar con código para sus jefes y mágicamente le va a venir una mano. Eso nunca va pasar porque hoy en día es un problema para ellos. Es el gran eslabón que puede terminar con todo esto, espero que diga lo que realmente pasó para que no le cague la vida a dos hijos", agregó.

Tras relatar minuciosamente la manera en que el dueño de Austral Construcciones realizaba los negociados con la sobrefacturación de las obras públicas que le era concedidas por el gobierno kirchnerista, Fariña remarcó que la ex presidenta Cristina Fernández "encubrió a Lázaro Báez.

Fariña apuntó contra Néstor y Cristina Kirchner y remarcó que habían montado "un plan sistemático de vaciamiento de las arcas públicas". "En 12 años se robaron 120 mil millones de dólares.
 


Asimismo, sostuvo —en referencia a Cristina— que le "molesta la falta de coherencia, porque viene en Aerolíneas económicas a un departamento de un palo verde en Recoleta o le piden a la gente que salga a hacer movilizaciones pero tienen declaraciones de 70 palos".

Fariña aseguró que luego de la muerte de Néstor, "Cristina encubrió a Báez a través la UIF, la Procelac, con tráfico de influencias, con el Ministerio de Planificación".

Tras recomendarle a Báez que todo lo que sabe a la Justicia, consideró que el empresario hoy detenido "es el gran eslabón que puede terminar con esto".

"(Báez) ama a la familia, ama a sus nietos, y es un tipo que se equivocó en hacer partícipes de estas cosas a los hijos, pero lo hizo porque no tenía gente de confianza. Si pudiera me gustaría hablar con él o Martín y decirles que no cometan el error que yo cometí porque la mano no va a llegar y perdés muchas cosas. El arraigo con tus hijos, el matrimonio", señaló.

Posteriormente, siguió arremetiendo contra Cristina Kirchner al señalar que "encubrir una maniobra es encubrir un delito" y precisar que "una de las cosas más viciadas en la época kirchnerista fue la Justicia".

"Si todos somos iguales y la Justicia es independiente, ¿cómo puede haber una agrupación dentro de la Justicia? Lo que hace es explicitando la discriminación del Poder Judicial. Eso no puede pasar. Hay jueces que hacen las cosas para cubrir a otros. Además, evaluó que los implicados son capaces de "cualquier cosa" con tal de que Lázaro Báez no cuente lo que sabe, pero especificó que "lo más grave es que nunca van a querer perder su imagen".

"Hablan de gobierno nacional y popular, pero cuando te vas al esquema fue el gobierno que más polarizó las actividades económicas en este país y en manos amigas. Fue una distribución de riqueza para pocos", indicó.

Sobre su situación judicial, explicó: "Tengo un miedo grande con que sigo en manos de una Justicia sin garantías en cuanto a mi estadía en La Plata. La orden de unificación que no se cumple me da mucho miedo. Mi expediente está repleto de fallos inauditos sin fundamentos".

Por último, agradeció "al fiscal y al juez" por sus intervenciones, al considerar que "si no se hubieran preocupado" por su situación lo "limpiaban (mataban) en la cárcel". "Si no me ponían en protección de testigos hubiera pasado porque se extendía mi estadía", agregó.

Fariña también habló sobre los dos principales empresarios K: Lázaro Báez y Cristóbal López, de quienes dijo nunca tuvieron una buena relación. "Con Lázaro no podés hablar de Cristóbal porque son enemigos acérrimos. López lo que menos quiere es emparentarse con Lázaro", sostuvo. Y continuó: "Lázaro no es tan ávido en lo empresarial, era más un testaferro. No hubiese tenido una empresa como tuvo, pero fue el más protegido".

Fariña, quien estuvo dos años preso, cuestionó a la Justicia al referirse a su situación procesal, y sostuvo: "Hay jueces que a mí me metieron preso para tapar otra situación, está mal eso".